Estas Leyendo:
Macri anunció nuevos impuestos y cambios en su Gobierno
Nota Completa 5 minutos para leer

El presidente se dirigió a todo el país con un mensaje grabado publicado una hora más tarde de lo anunciado. Informó que reducirá sus ministerios “a menos de la mitad” y creará un impuesto a las importaciones por la “emergencia” económica. “Sabemos que con esta devaluación, la pobreza va a aumentar”, admitió.

Mauricio Macri anunció su plan para recortar cerca de 10 ministerios, en medio de un contexto de fuerte crisis y ajuste. Dentro de esas Carteras, que pasarían a ser secretarías, se encuentran la de Salud y Trabajo, sólo eliminadas por gobiernos dictatoriales.

A través de un mensaje grabado de 25 minutos, que se transmitió más de una hora después del horario anunciado, el presidente se dirigió a todos los argentinos con un discurso basado en recuperar la confianza y adelantó el regreso de las retenciones al campo y el ajuste en la cantidad de ministerios.

Responsabilizó de la debacle del actual modelo al gobierno anterior, a un pasado “que no tenemos que dejar que vuelva”, a la “corrupción” y a la “aparición de los cuadernos” y a la guerra comercial entre EEUU y China. Finalmente, admitió que “gobernar un país cuesta” y se ubicó en el centro de la victimización al sostener que estos fueron “los peores cinco meses de mi vida después de mi secuestro”.

“Sé perfectamente todas las cosas que deben estar pensando y sintiendo. Yo también lo siento. Por eso voy a explicarles por qué estamos pasando lo que estamos pasando, cuando parecía que veníamos bien, sentimos que volvemos para atrás. Y les voy a hablar con el corazón, con la verdad. Y con al convicción de que si seguimos adelante, vamos a lograr esa Argentina que soñamos hace mucho tiempo”, comenzó el primer mandatario.

“Hace casi un año convoqué a los dirigentes de todo el país para comprometernos en trabajar juntos en tres consensos básicos, sin los cuales es muy difícil que podamos crecer”. Y enumeró: “El primero, no podemos pagar más de lo que tenemos. Lo segundo, poner el trabajo formal como eje del camino del desarrollo. Y el tercero, construir un estado sin corrupción”.

El jefe de Estado señaló que “la euforia que generamos con el cambio, ganar las elecciones y frenar el camino que nos llevaba a ser Venezuela nos ayudó a convencer a los que nos prestaban la plata de que necesitábamos tiempo para arreglar los problemas estructurales”. Pero después explicó que “se desataron todas las tormentas juntas en estos meses. Debemos madurar como sociedad y no vivir por arriba de nuestras posibilidades”.

“Haber frenado el camino a ser Venezuela, nos llevó a convencer a quienes nos prestaban plata, que nos dieran tiempo. Durante mucho tiempo nos fue bien”, sostuvo. “Pero la situación cambió, por cuestiones que están fuera de nuestro control. Sufrimos la peor sequía, subieron las tasas de interés en Estados Unidos. China y Estados Unidos empezaron una batalla comercial. Estos cambios no los podíamos prever”.

“He tomado la decisión de reducir la cantidad de ministerios a menos de la mitad, dado este momento que viene por delante he decidido compactar más el equipo para dar una respuesta más focalizada en la agenda que se viene”, continuó y anunció que “vamos a reforzar los precios cuidados y la Asignación Universal por Hijo en septiembre y diciembre”. No hubo ninguna precisión sobre los cambios ministeriales.

Macri dijo que le “encantaría darle más aumento a los docentes universitarios, a los enfermeros, a los policías. Me encantaría tener más presupuesto para Ciencia y Tecnología pero venimos de décadas engañándonos y postergando este debate”.

“Lo siento, sabía que este cambio era difícil, profundo, de verdad. No nos confundamos, el fracaso de Argentina es que siendo de los más ricos del mundo tengamos 1/3 en la pobreza, que desde hace 70 años tengamos inflación y estemos con el corazón en la boca”, reafirmó.

“Tenemos que hacer esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado. Falta mucho. Lo que falta durante esta transición que se ha transformado en emergencia, le vamos a pedir a quienes más capacidad tienen para contribuir”, justificó y anunció el impuesto a las exportaciones. “Sabemos que es un impuesto malo, malísimo. Pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte”.

Admitió la crisis y aseguró que cuidará a los más vulnerables. “Empezamos con estos anuncios a superar la crisis cuidando siempre a los que más necesitan. Sabemos que con esta devaluación, la pobreza va a aumentar”. “Sabemos que estas medidas nunca son suficientes, pero hacemos todo lo que está a nuestro alcance. Y vamos a dejar atrás décadas de navegar sin rumbo”, sostuvo.

“Hoy nos toca recorrer un momento difícil. Miremos la película, no la foto. No hay herramientas básicas. Este vez el cambio es verdadero”, remarcó y agregó “todos tenemos que ceder en algo si queremos avanzar”.

“Esta crisis no es una más, tienen que ser la última”, reforzó cerca del final.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.