La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Arte

“Los monumentos son signos de época e invitan a ejercitar la memoria y homenajearla”

El sábado 4 de mayo se celebrará en todo el país el Día Nacional de los Monumentos Históricos, con visitas guiadas a diferentes edificios históricos de valor patrimonial ubicados en diferentes sectores de San Miguel de Tucumán. Desde La Nota revivimos un diálogo al respecto con la profesora, curadora e investigadora porteña, Patricia Hakim.

De acuerdo a la información brindada por el Ente Cultural y el Gobierno de Tucumán, la comunidad tucumana está invitada a participar de las actividades conmemorativas del Día Nacional de los Monumentos, impulsadas por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos del Ministerio de Cultura de la Nación.

Intervienen en la organización la Comisión Nacional de Monumentos Históricos de la Secretaría de Cultura de la Nación, la Delegación Tucumán de la Comisión Nacional de Monumentos, la Secretaría General de la Gobernación, el Ente Cultural, el Ente de Turismo, la Facultad de Arquitectura de la UNT, el Instituto de Historia y Patrimonio, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, y la Casa de la Independencia.

Ese día, en todo el país, abrirán al público distintos Monumentos Nacionales y otros edificios de valor patrimonial, con el objetivo de promover visitas guiadas y actividades que permitan conocer su historia y arquitectura. En Tucumán los recorridos se iniciarán el sábado 4 de mayo, a las 17 hs y serán acompañados por guías especializados provistos por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, el Instituto de Historia y Patrimonio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT y el Ente Cultural de Tucumán.

En el caso de la “ciudad histórica” de San Miguel de Tucumán, los vecinos y vecinas podrán recorrer distintos lugares que fueron organizados en siete circuitos urbanos: Parque 9 de Julio, Plaza Urquiza, Plaza Independencia, Campo de las Carreras, Casa Histórica, Parque Avellaneda y Abasto-Lillo.

Monumentalidades

Ángel Paganelli “Pirámide de Chacabuco”, 1872

De acuerdo al aporte de algunos datos históricos, la Pirámide de Chacabuco fue construida a pedido de Juan Manuel Belgrano cuando el ejército comandado por el Gral. José de San Martín, ganara la Batalla de Chacabuco, decisiva contienda para la independencia chilena. “La victoria de Chacabuco en 1817, según las memorias del general José María Paz, ‘fue celebrada en Tucumán con locura’, y el general Belgrano ‘hizo levantar un monumento para perpetuar su memoria’, en la zona de La Ciudadela. Es la pirámide que se conserva en la actual plaza Belgrano y se trata de nuestro más antiguo monumento”, escribió Carlos Páez de la Torre H para el diario La Gaceta.

Desde la Antigüedad, los monumentos persiguieron la perpetuidad y la profesora, investigadora y curadora Patricia Hakim (C.A.B.A)-cuyo trabajo se basa en ejercer el arte como una práctica alternativa de acción y desarrollo de contextos-, en La obsolescencia del monumento (Museo de Bellas Artes René Brussau, Resistencia, Chaco, 2009) problematizó la concepción, los usos y las implicancias de la monumentalidad en las categorías de contemporaneidad, donde lo perpetuo dejó de tener el sentido que operaba 100 años atrás. “Los monumentos son signos de época e invitan a ejercitar la memoria y homenajearla. Sin embargo, la pretensión de los monumentos es disfuncional porque no son parlantes, no comunican, entonces, se puede pensar que están apagados, como un volcán, pero que, al tocarlos -dependiendo del modo y para qué- algunos pueden entrar en erupción hasta estallar y otros, en cambio, continuar apagados”, explicó la curadora de La obsolescencia del monumento y la tutora de la obra respaldada por Plataforma Futuro, Taceles elaborados a partir de una alegoría de la libertad construida en 1904, del artista visual de San Miguel de Tucumán, Gaspar Núñez, en abril de 2018 en el Museo Casa Histórica de la Independencia.

Chateá Con La Nota