Estas Leyendo:
Los argentinos que hicieron videos misóginos en Rusia no podrán ir a la cancha durante 2 años
Nota Completa 3 minutos para leer

Se trata de los cuatro hinchas implicados y que fueron deportados durante el pasado Mundial de Fútbol. La medida involucra a Néstor Fernando Penovi, Claudio Daniel Fitterer, Marcelo Alberto Génova y Juan Pablo Olguín.

Este miércoles el Ministerio de Seguridad decidió que Néstor Pinovi, Claudio Fitterer, Marcelo Génova y Juan Pablo Olguín tengan prohibida la entrada a cualquier espectáculo futbolístico durante dos años.

Desde las organizaciones que combaten la violencia de género esperaban que la sanción esté acompañada de una medida que proponga algún cambio en cuanto a las actitudes machistas de estos hinchas, como talleres o capacitaciones donde revisar dichas prácticas sexistas.

Tres de ellos son los que, en sus vídeos, forzaban a jóvenes mujeres rusas a repetir palabras sexuales en español, sin saber ellas el significado de lo que decían, mientras que el cuarto caso es el de un hombre que grabó un vídeo con un ciudadano árabe al que le hizo repetir una frase con referencias al terrorismo.

Los videos causaron polémica cuando se difundieron en junio, durante el Mundial, al ser reproducidos por los medios de comunicación argentinos y de otros países, que criticaron la actuación de aquellos hinchas.

Ahora, la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Seguridad decidió intervenir con la medida que apartará durante veinticuatro meses de los campos de fútbol argentino a los autores de los vídeos.

“Desde el Estado Nacional no es posible soslayar estos tipos de conductas o hechos dentro de sus fronteras ni tampoco cuando un nacional los materializa en el extranjero, toda vez que implícitamente todo ciudadano, en su calidad de integrante de esta comunidad, representa al conjunto de valores y principios que gobiernan la vida en nuestra sociedad”, argumentó la cartera en la resolución publicada en el Boletín Oficial.

El Ministerio encabezado por Patricia Bullrich remarcó que “las disculpas esgrimidas por los protagonistas con posterioridad a la comisión de la inconducta no resultan satisfactorias ni idóneas para excusar su comportamiento”.

Además, señaló que la prohibición de ingresar a estadios durante dos años apunta a la “prevención de los hechos de agresión y violencia en ocasión de espectáculos futbolísticos”. “El espíritu de la normativa en la materia es preservar el orden y la seguridad , resultando notorio que esta dinámica intenta neutralizar e impedir la presencia en el evento de personas que hayan violentado la ley o estuvieren incursos en conductas reprochables judicialmente”, remata.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.