La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

ActualidadTucumán

Lo que Cristina nos dejó

Cristina Fernández de Kirchner visitó Tucumán, invitada por la presidenta del Partido Justicialista provincial Beatriz Rojkés, en el marco del encuentro de Mujeres Peronistas del Norte Grande.

Cristina Fernández de Kirchner visitó Tucumán, invitada por la presidenta del Partido Justicialista provincial Beatriz Rojkés, y encabezó el acto de cierre del encuentro de Mujeres Peronistas del Norte Grande en el complejo SUTHER en el Cadillal en una jornada con intenso sol.

El itinerario político de Cristina Fernández de Kirchner, ahora desde el lugar de Senadora Nacional electa, es una muestra clásica de una visita con fines de construir alianzas, pero con algunas notas en particular. En poco más de 24 horas, la ex presidenta se reunió con dirigentes sindicales, referentes de movimientos sociales y organismos de DD.HH, para concluir con un acto de cierre del Encuentro de Mujeres Peronistas del Norte Grande, una participación que podría verse como nuevos trazos en una incipiente articulación entre el peronismo, el movimiento de mujeres y los feminismos. Lejos de la disputa sobre su rol en el 2019, todas las elocuciones de Cristina tuvieron que ver con los temas actuales de debate, entre ellos, la reforma laboral que el oficialismo busca aprobar cuanto antes.

La visita de CFK significó una alegría para sus seguidores, una molestia para sus detractores y un tema de conversación para toda la provincia. Resulta interesante repasar que representó su visita, como la vivieron las asistentes al encuentro y qué asuntos políticos se pusieron sobre el tapete.

Para ello entrevistamos a tres personas de Tucumán que tuvieron contacto con CFK en distintos momentos de su estadía.

El movimiento de mujeres

Marieta Urueña Russo es secretaria de DD.HH de la CGT participó de una reunión oficial pedida por la Regional  Tucumán de la CGT, en la que también participó el delegado regional de la CTA, Oscar Gijena. En esa reunión la regional presentó un documento en contra de las reformas que propone el gobierno nacional y comentaron sobre la reciente unidad de este espacio gremial.

“Hablamos mucho sobre el combo que proponen Cambiemos: reforma laboral, reforma previsional y reforma tributaria.  El único punto bueno de la reforma laboral es la licencia por paternidad, que es un reclamo por el que veníamos trabajando hace años. Pero esto se pone en un combo donde todas las otras disposiciones son un retroceso en los derechos de los trabajadores. Desde los sindicatos entendemos que no es momento de ver nuestras diferencias. Es momento de pararnos juntos frente a un gobierno neoliberal que mostró sus cartas y es mucho peor de lo que nos imaginamos”.

Marieta afirmó que la regional Tucumán de la CGT se suma al pedido de un tratamiento serio y con tiempo para debatir las reformas, de modo tal que todos los trabajadores que representan puedan estar informados de las modificaciones que se proponen. En sintonía con esto CFK en su discurso final afirmó “no queremos que se apruebe nada entre gallos y medianoches”.

Durante la reunión se abordaron temas referidos al rol de la juventud en la política en la defensa de los trabajadores, según Russo “el mensaje también fue claro con respecto a un cambio generacional en los gremios. Trabajar por la unidad y por el recambio de representación.”

En cuanto a la participación de CFK en un encuentro de mujeres peronistas, Russo se expresó muy contenta con el encuentro. “Hubiera sido genial haber encontrado años antes estos espacios, pero bueno, creo que por algo será que pudimos empezar a lograrlo ahora. Ella está distinta en su vínculo con el movimiento de mujeres, está más interesada y más atenta con las demandas del movimiento de mujeres. Personalmente me gusta mucho esta parte de Cristina”.

Las mujeres en la participación partidaria

Cristina Garat, miembro de la Corriente del Interior Organizado (COMINO), una de las agrupaciones que este año acompaño en elecciones a José Vitar (Unidad Ciudadana) remarcó que la visita de CFK a Tucumán se vivió como una fiesta popular, evidenciando la importancia de las mujeres en los espacios políticos partidarios.

“La realización del encuentro de mujeres peronistas del Norte grande es un hecho político destacable. Una muestra más de que las mujeres nos organizamos políticamente, y que eso implica también que nos organizamos porque entendemos que cualquier proyecto de igualdad y de avance de derecho va de la mano con un proyecto de país. Nos llena de orgullo saber que nos conduce una mujer, incluso en un espacio que todavía tiene practicas machistas y mucho por mejorar. Históricamente ha sido el peronismo el movimiento que tuvo reivindicaciones en torno a las mujeres. Reconocemos en el peronismo una identidad de emancipación, consideramos que nuestros derechos y reivindicaciones van a ser oídas”.

Sobre el contexto político provincial Garat afirmó que al escuchar el discurso de CFK, el mensaje sobre la unidad del movimiento es claro e instó a “poder limar asperezas internas y conformar un solo bloque para hacer frente al macrismo”. Y agregó, “es importante remarcar, que ella dijo que no se trata de Cristina si o Cristina no, sino de los intereses de las provincias si o lo intereses de las provincias no. El viaje de Cristina es un mensaje de federalismo, el peronismo es el único proyecto que realmente puede ser federal y reconocer los intereses de las provincias. A nivel de las bases militantes nos queda claro quién es la persona que conduce el movimiento, y es un mensaje para la dirigencia local que muestra hacia donde estamos tirando las bases del movimiento”.

En busca de la Unidad

Otro de los espacios políticos que tuvieron reunión con CFK fue el recientemente creado Unidad Tucumana espacio que nuclea a La Campora, Kolina, Nuevo Encuentro, Partido Solidario y organizaciones sociales. Uno de los miembros de ese espacio, Federico Casinelli comentó: “Tuvimos una reunión como espacio Unidad Tucumana, un espacio que busca superar las pequeñas identidades colectivas y los egos militantes. Queremos constituir un espacio que realmente empiece a ser más amplio, una fuerza política provincial que reivindique un proyecto político nacional. En la reunión, Cristina nos planteó la necesidad de organización, de apuntar a los ciudadanos y ciudadanas, interpelar a consumidores, comerciantes, jubilados y jubiladas, a todas las personas afectadas por las medidas económicas del gobierno nacional. Algo de lo que ya habíamos visto en el plenario que tuvimos el fin de semana, en donde realizamos autocríticas y reflexión de lo que hicimos, y apostamos a lo que tenemos para adelante”.

A partir de lo que consideraron como una visita histórica a la provincia, por ser el primer destino en este nuevo presente político, se pueden desprender varios análisis, entre ellos el vínculo entre CFK con el gobernador Juan Manzur y la interna por la representación del peronismo en la provincia. 

Federico afirmo “Cristina donde va genera posicionamiento político. El gobernador Juan Manzur en los últimos meses tuvo cuatro declaraciones diciendo que Cristina era un ciclo terminado, sacándola del partido. Un poco también este acto implica una respuesta. La representatividad de Cristina sigue vigente, miles de personas se congregan para escucharla hablar de política”.

Sobre el futuro en la agenda política de Tucumán, Casinelli resaltó el mensaje de unidad política que impregnó toda la jornada, sumándole el interés por construir un espacio político como alternativa provincial.

Tucumán en el 2017

Entre diversas noticias que se reproducen en la provincia y en medios nacionales sobre la política tucumana existen dos asuntos que aparecen como trasfondo en la visita de CFK.

El primero de ellos tiene que ver con el crecimiento del feminismo. Este año nuestra provincia vio consolidarse el espacio Ni Una Menos, también se realizaron masivas movilizaciones por mujeres víctimas de trata, de femicidio, por acoso callejero, por abusos sufridos en un local de piercing, por acoso en la Universidad Nacional de Tucumán, marchas por el asesinato de Ayelén Gómez, mujer trans. También se realizaron diferentes encuentros artísticos, académicos y políticos en función de promover la solidaridad entre mujeres y femineidades, y se consolidaron espacios de género en distintas agrupaciones. Algo de eso parece haber permeado también las arcas del Partido Justicialista, un sector político históricamente reticente a los debates feministas, gran parte de eso se debe a la participación de cientos de mujeres agrupadas en espacios peronistas en simultanea participación en espacios feministas.  Todavía es tibio, se habla más de movimiento de mujeres y no de feminismos, pero podríamos suponer que las bases para ello están fijadas. Y que un feminismo nacional y popular es también posible en Tucumán.

Sin dudas las diferentes vertientes del peronismo en Tucumán tienen un escenario político complejo. Los llamados a unidad están presentes en todos los espacios, lo que no se sabe aún es quiénes van a oficiar de receptores de esos llamados, alguien tiene que ceder, porque si todos llaman a la vez los teléfonos van a dar siempre ocupados. La presencia de CFK fue una apuesta clara, y también un pedido concreto: la construcción de nuevas mayorías necesita de acuerdos reales, territoriales y de trabajo en conjunto.


Por Bruno Bazán

WhatsApp chat