Estas Leyendo:
Las mujeres hicieron temblar al patriarcado
Nota Completa 11 minutos para leer

Las mujeres hicieron temblar al patriarcado

Se realizó el 32º Encuentro Nacional de Mujeres en la ciudad de Resistencia, Chaco, con una participación aproximada de más de 70.000 mujeres de todo el país. La próxima sede será Chubut.

Foto Twitter

Con un multitudinario acto de apertura el sábado se inauguró el 32º Encuentro Nacional de Mujeres en la ciudad chaqueña de Resistencia, en el que la comisión organizadora dio la bienvenida a las 70.000 participantes llegadas de distintos puntos del país, se leyó un documento en el que se denunció “una escalada de la feminización de la pobreza”.

“En la búsqueda de la equidad, la elección del Chaco es un acierto que quiebra con el sistema de explotación basado en la centralización del poder. No es casual que ahora estemos juntas y en Resistencia, cuando en Argentina se vienen profundizando las desigualdades económicas y sociales que devienen en una escalada de la feminización de la pobreza”, sostuvieron en el escrito inaugural.

En el mismo, se refiera a que “la Corte Suprema de la Nación desde hace diez años exige al Gobierno nacional y al provincial dar respuestas a los pueblos del norte y de El Impenetrable, para detener lo que denominaron ‘el genocidio silencioso’ de los pueblos originarios de esa zona, por desnutrición, tuberculosis, mal de chagas, entre otras enfermedades y muertes evitables”.

Con la lectura del texto, elaborado por la treintena de organizadoras, comenzó la jornada, mientras aún llegan contingentes de las distintas regiones del país.

Los encuentros plantean una forma distinta de hacer política. Bajo los pilares de la autogestión, la autoconvocatoria, la democracia, la pluralidad, el autofinanciamiento, el federalismo y la horizontalidad, miles de mujeres organizadas en comisiones apuestan al consenso, la diversidad y la igualdad.

Talleres

Foto La Nota

Luego del medio día, comenzaron los más de 70 talleres que se realizaron de manera simultánea durante los dos días. Los temas fueron desde salud, terapias alternativas, aborto y estrategias para su legalización, cooperativismo, feminismos, relaciones de parejas, lesbianismo, bisexualidad, mujeres trans, familia, maternidades, discapacidad, salud mental, VIH, adicciones, cannabis, violencia, acoso sexual, acceso a la justicia, femicidios, trata y explotación sexual, mujeres en situación de prostitución, trabajo sexual, adultas mayores, mujeres campesinas, pueblos originarios, educación sexual, ciencia y tecnología, arte, cultura, ambiente y hábitat, religiones, estado laico, entre muchos otros. Algunos son más vivenciales, donde quienes participan cuentan experiencias personales, encontrando la complicidad de muchas otras que pasaron por las mismas situaciones. Lo colectivo de las experiencias de los cuerpos de mujeres y trans es lo que le brinda el contenido político de debate. Por otro lado, otros talleres se enfocan en pensar, debatir, construir y socializar estrategias para lograr avances en materias de derechos, salud, acceso a la justicia, cuidados, entre otros. Los intercambios surgen a partir del aporte de cada una, desde su historia, su condición, su entorno étnico cultural, su elección sexual, su experiencia de vida. Funcionan de manera horizontal, dando lugar y respetando las diferentes ideas y opiniones de las participantes. La tarea es discutir el temario propuesto para cada taller y elaborar conclusiones.

Cada taller se mantuvo abierto hasta el inicio de la tercera jornada donde se consensuaron las conclusiones. La mayoría de los talleres se colmaron de participantes y se desdoblaron en diferentes comisiones para que todas las participantes puedan expresarse.

Orgullosamente Torta

Foto La Nota

Luego de los talleres, las actividades culturales se multiplicaron en las diferentes salas y espacios que ofreció la ciudad. Películas, documentales, obras de teatro, muestras de diferentes disciplinas y todas relacionadas a temáticas de género, recitales y lecturas de poesía brindaron un amplio repertorio para las encuentreras. Inédito en la historia de los Encuentros en 32 años de organización, se realizó la marcha Orgullosamente Torta, una fiesta del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queer, que se desplegó por las calles de la ciudad para visibilizar las libres expresiones sexuales y amorosas. Si bien la marcha se viene realizando año tras año de manera autoconvocada, por primera vez estuvo incluida dentro del cronograma oficial. La diversidad y el pluralismo marcaron el camino de la marcha que concluyó en la plaza Belgrano, donde cerró el festival Orgullosamente Torta, con bandas en vivo donde tocó la banda tucumana Macumbias.

La marcha

Foto Lucía Prieto y Luciana Leiras para lavaca

El domingo por la tarde, las calles céntricas de Resistencia fueron escenario de la masiva marcha, la cual se desarrolló con toda la potencia combativa que despiertan los Encuentros. Se extendió a lo largo de 40 cuadras colmadas por las más de 70.000 mujeres de todo el país. “Se va a caer, se va a caer, el patriarcado se va a caer”, “¿Dónde está Maira?, ¡busque, Gobierno, busque!”, “No están perdidas, están desaparecidas para ser prostituidas”, “Si no hay aborto legal que quilombo que se va a armar”, “A la iglesia católica apostólica y romana, le decimos que se nos da la gana de ser putas, travestis y lesbianas”, fueron algunos de los cánticos que se escucharon con fuerza.

Un pequeño grupo de integrantes de la marcha se dirigió a la Catedral, donde se manifestaron contra la Iglesia y a favor de la legalización del aborto, pero no se registraron mayores incidentes según manifestó la Comisión Organizadora.

A tono con la máxima de Rodolfo Walsh que dice que las paredes son la imprenta de los pueblos, el paso de la manada en su itinerario por las calles de Resistencia quedó estampado con varias pintadas, con leyendas como “Ni tuya ni yuta”, “Qué ganas de ser pared para que saltes si me tocan”, “Liberación Animal”, “Sin yuta no hay trata”, “Que otros sean lo normal”, “Soy chico y tengo vagina”, “Que ardan los machos”, “Los prostíbulos son centros clandestinos de violación”, “Matá a tu violador”, entre otras.

El final del itinerario devino en una peña en el Parque de la Democracia, desde las 21, con la fiesta de la mano de Susy de Pomer (chamamé, Corrientes), Mujererío (Buenos Aires), Baila la Chola (Buenos Aires), Alto Guiso (Rosario); Rimadas Flores del Desierto (Córdoba) y Macumbias (Tucumán).

A diferencia de los anteriores ENM en Mar del Plata y Rosario, no hubo represión y la Secretaría de Derechos Humanos desplegó un dispositivo para garantizar el derecho a la manifestación, de las participantes. Ni hubo razzia ni detenciones arbitrarias de manifestantes, como en las marchas del 8M en la ciudad de Buenos Aires.

Próxima sede

Foto Télam

“Por nuestros pueblos originarios, por nuestra tierra, por el agua, porque las patagónicas vamos a donde haya que ir, pero viajamos tres días para llegar a Resistencia; por Santiago Maldonado, porque en Puerto Madryn la prostitución vip se lleva a nuestras niñas, porque ahí nos enfrentamos a Lewis, a Benetton, porque ahí desaparecieron a Santiago Maldonado…”, María Rosa Vidal Ñankucheo propuso a su provincia como sede del próximo Encuentro Nacional de Mujeres. Y entre aplausos, miles de mujeres la aceptaron. La elección estuvo reñida con la ciudad de la Plata, y también se presentó Buenos Aires como propuesta pero no pudo ser sostenida. Tres veces solicitaron desde el escenario que se aplaudiera la próxima sede, y tres veces fue innegable que Chubut debía ser.

Los números del encuentro

Los últimos registros destacan que hubo 32.000 mujeres alojadas en escuelas, 8.000 en hoteles y lugares alternativos tipo hosteles entre Chaco y Corrientes (Sáenz Peña, Paso de la Patria, La Verde y Makallé). Otras 7.000 personas autogestivas (en casas o patios) a través del grupo de Facebook. El domingo, hubo inscriptas 5.800 mujeres, 400 el viernes, menos de 200 este domingo y menos de 3.000 en línea.

Cabe recordar que el antecedente de esta iniciativa se remonta a 1985, cuando un grupo de mujeres argentinas participó en la Clausura de la Década de la Mujer en Kenia, África. Cuando regresaron, pensaron en la necesidad de autoconvocarse para tratar el problema específico de las mujeres en nuestro país, donde al igual que en el resto del mundo existe una marcada discriminación. Así, en 1986 empezaron los encuentros en Argentina y desde ahí no pararon. Cada año, son más masivos y exitosos.

Las pintadas y las paredes

Foto La Nota

La rápida limpieza de las 252 pintadas, según el recuento que a primera hora de la mañana tenía el intendente peronista Jorge Capitanich, apuntó a evitar la “mala prensa” al evento y que “los vecinos” y “comerciantes” se quejaran por el “vandalismo de las feministas”, como suelen reducir algunos medios a los ENM. Ninguna de las participantes fue denunciada en la Justicia por hacer pintadas, como ocurrió con activistas feministas que realizaron graffiti para convocar al Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo.

Persecución machista

Luego del acto de cierre, alrededor de las 15, un grupo de no más de 150 personas dio algunas vueltas a la plaza, convocados contra las “feminazis”, al grito de “que se vayan” y “no nos representan”. La plaza 25 de Mayo, la que fue epicentro del Encuentro, con su feria feminista y cientos de actividades, aún albergaba a algunas encuentreras que almorzaban, cuando empezaron a recibir golpes, piedrazos, palazos e insultos. Al menos cuatro mujeres, una con su hijo en brazos, resultaron con golpes y heridas. Algunas chicas atinaron a huir. En pocos minutos, un grupo pidió refugio en la Casa de Gobierno, otras se quedaron aterrorizadas en el centro de la plaza y algunas volvieron a la escuela donde estaban alojadas.

La intervención de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia hizo que las mujeres fueran llevadas en vehículos a la sede de ese organismo, donde hicieron la denuncia. El subsecretario de Protección Néstor Sotelo y la subsecretaria de Memoria Verdad y Justicia, Silvia Robles, llegaron para atender a las mujeres.

La convocatoria fue a “una movida ciudadana a favor de los derechos de Resistencia en contra de las feminazis. Por el respeto de nuestros derechos, de nuestras creencias religiosas, por las iglesias dañadas, por la ciudad destruida, pidiendo una respuesta del gobernador”. Una de las que había motorizado la convocatoria era Clelia Avila, ex diputada provincial, radical, hoy en Cambiemos, cuya militancia en contra de la legalización del aborto es conocida.

“Esto fue una verdadera cacería de brujas”, dijo Magda Corvalán, de Ni Una Menos Resistencia, que llegó a la Secretaría de Derechos Humanos a acompañar a las mujeres agredidas. “Estamos recorriendo la ciudad para buscar compañeras, y evitar que reciban agresiones”, dijo ya cerca de las 17, Laura Gómez, de la comisión organizadora del Encuentro. Temían que los fundamentalistas anduvieran de cacería en la ciudad, aunque hasta ese momento no había nuevas agresiones denunciadas, después de la violenta irrupción de los hombres en la Plaza.

En un comunicado, la Comisión Organizadora denunció que “esta maniobra fue claramente una emboscada planificada, esperando el momento de desconcentración”. “Este es un violento acto ante la impotencia de no poder argumentar que un evento de tal magnitud se haya realizado con total tranquilidad, en un claro ejemplo de la violencia machista contra las mujeres que se manifiestan a favor de sus derechos y libertad”, agregó. “Exigimos al gobierno provincial que cumpla inmediatamente el protocolo de seguridad elaborado con el fin de garantizar la no agresión a las participantes del Encuentro y que se investigue quiénes son los sectores que idearon, planificaron y perpetraron esta emboscada”.

Fuentes: Diario de la Región – Página 12

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.