Estas Leyendo:
La pasión no anula la razón
Nota Completa 5 minutos para leer

Pensar el fútbol desde el fútbol.

La tarde se jacta de maravillosa. El ambiente nos pasa factura de algo…y, la cosa sigue. Está para un capuchino en algún bar, sin embargo, la realidad me ofrece optar por un par de caramelos o la gratuidad de algún lunch. Recuerdo que hace meses (largos) no pego libros en las despensas de tinta que me caben, entiendo también que en las ferias me abstengo de claudicar… la cosa sigue. Muchos llevan sus banderas y muchos escupen sin usar telas ni colores, sin salivar. Un pibito patea una pelota en una plaza, donde atrás de esa maniobra exquisita se alimentan las palomas y, no le cobran fuera de juego a la prudencia de la especulación.

La furiosa calma de una bicicleta armoniza el paisaje urbano que, de a ratos, nos indaga sobre los tickets que no nos dieron en los informes periodísticos sobre economía. ¿Es posible resguardarse de la belleza?* Hace unos días, Pacho Ó Donell en una entrevista acerca de su nuevo proyecto laboral (una obra de teatro elaborada desde algunos textos de Mario Benedetti musicalizados), se refería a la indispensabilidad de ubicar la predisposición al servicio de lo saludable. En un momento donde la imagen más requerida es la de la fisura entre lo posible y lo por hacer, invadir la obsecuencia desde el tablón del pensamiento, arrima una grata herramienta a la realidad. Rigurosamente la subordinación a la especulación más nefasta, reproducida por sectores que pretenden imponer intereses ajenos al de los ámbitos donde se desenvuelven, circula como forma predilecta para ejercer el doble discurso en la práctica de la comunicación. Didier Fassin*1(antropólogo, sociólogo y médico francés) analiza en su libro Crítica de la razón punitiva, la conducta regida en una de las partes del debate sobre las problemáticas actuales de la sociedad. Allí surge el concepto de “Populismo penal” incurriendo en la acción concreta de la puja de intereses y las problemáticas de agenda. Dicho así, el paupérrimo estado de la salud mental de la sociedad pos capitalista*2(pos capitalismo es el concepto utilizado para identificar el periodo práctico de reconocimiento del fin del capitalismo por parte de sus teóricos y ejecutores), garantiza el acto de violentar la subjetividad de las personas a costa de un resultado favorable en relación a los intereses que priorizan beneficios propios sobre las demandas del planteo de problemáticas.

Situándonos en la actual coyuntura filo cultural del fútbol argentino, podemos reconocer claramente la existencia de cierto “populismo penal” que, dada las características de este país, es fortalecido y sostenido por una punitivización de la solución. Tenemos, de un tiempo ya, el reconocimiento generalizado del mundo fútbol con respecto a los intereses que operan en la estructura sistémica del fútbol, como ajenos y perturbadores a éste. Prueba fehaciente de esta interpretación es un proyecto de ley conocido como “Ley de seguridad deportiva”, donde se pretende -a través de una salida reformista y engañosa- buscar supuestas soluciones a las problemáticas en torno a este deporte. Uno de los puntos que el parlamento nacional trata es la posibilidad de prohibir el uso de para avalanchas en determinados sectores de los estadios, dejando por sentado que el verdadero problema del fútbol no está en su agenda. Sin embargo, desde el tablón mismo, están surgiendo experiencias que conducen no sólo al reconocimiento sino además al más sincero de los alientos para continuar. El rol de hinchas de fútbol organizados como, por ejemplo, espacios antifascistas alejando la perturbadora maquinaria política partidaria de estas experiencias que, en la mayoría de los casos, llevan adelante la función social del hincha de futbol desde dicha filosofía son, una de las formas a la que me refiero. Entonces, los responsables de la planificación de la barbarie, claramente, no están interesados en acercar respuestas a los planteos que se realizan desde la dimensión futbolera, sino tal vez, en buscar con meras -o pseudo- reformas de practicar el ejercicio total del poder como acercamiento a otros intereses muchos más mezquinos y especulativos que éste. Practicar la democracia desde la organización es ya una acción cada vez más fuerte en la realidad de muchos clubes del fútbol argentino y así, como el surgimiento de la coordinadora del hincha, que alberga a los espacios antifascistas y recreativos culturales) demuestra de manera explícita la importancia de la autodeterminación para construir, por lo que el conjunto del mundo fútbol debiera plantearse coincidir en pluralizar la negación a las salidas punitivas de las problemáticas en los estadios de fútbol y, si predisponerse, a la democratización del debate con respecto a este deporte. Existe, entonces, variados canales que desde la práctica concreta plantean esta idea de reivindicar la belleza a la que se pertenece, sería pues, el partido que todos y todas queremos jugar, en la tribuna que elegimos estar.


*Crama, poesía no publicada de Walter Juarez
*1 Fragmento de la publicación de la conferencia “Crítica de la razón punitiva” de Didier Fassin.
*2 Postcapitalismo, cita del libro no publicado, “Introducción al anarquismo peronista”, de Walter Juarez

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.