La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Economía

La industria y la construcción sin presente ni futuro

Los últimos datos arrojados por el Indec superan las caídas que anticiparon los consultores privados. Los empresarios creen que en el corto plazo no habrá cambios.



La industria cayó un 13,3% en noviembre, superando incluso los cálculos de las consultoras privadas que rondaron el 10%. En el mismo tramo del año pasado la construcción se derrumbó un 15,9 por ciento comparada con noviembre de 2017.

En la industria el número de noviembre aportó a la caída del 3,8% acumulada entre enero y noviembre de 2018. En la construcción fue la tercera caída mensual consecutiva pero el acumulado de los once meses cerró en positivo al 2,7 por ciento.

La industria alimenticia cayó un 4% arrastrada por los rubros azucarero, molienda de cereales y bebidas. La textil repitió su andar de los meses previos con una fuerte caída del 32,2% y un 13,6 por ciento negativo acumulado.

El sector papelero apreció un retroceso del 5,7 por ciento y la industria editorial cayó por su parte un 16,7% en el onceavo período del año pasado. La refinación de petróleo perdió un 6,7% y la industria química otro 5,5 por ciento, mientras que la producción de caucho retrocedió un 17,4%, de acuerdo al Estimador Mensual de la Industria (EMI).

La producción de minerales no metálicos terminó noviembre con una caída del 10,5% mientras la producción automotriz y la industria metalmecánica cayeron un 14,8% y un 26,2 por ciento respectivamente.

Los dos únicos rubros que crecieron en el onceavo período mensual de 2018 fueron la industria de tabaco (1,5%) y la industria metálica básica (4,1%).

Por el lado de la construcción, el Indicador Sintético de la Actividad (ISAC) que elabora el Indec informó que el consumo de materiales fue en promedio negativo, con aumentos apenas en cales y otros insumos y una larga lista de retrocesos fuertes en asfalto, sanitarios de cerámica, pisos y revestimientos cerámicos, ladrillos huecos, pinturas para la construcción, mosaicos, hierro redondo y aceros para la construcción, cemento portland, placas de yeso, hormigón elaborado y yeso.

Pese a la desaceleración que viene mostrando la actividad, en octubre –último dato oficial confirmado- el empleo subió un 1,2% respecto a septiembre agregando unos 5 mil trabajadores a las dotaciones de las constructoras.

Perspectivas

Los empresarios que respondieron a las encuestas para industriales y constructores anticiparon meses complicados para sus respectivas actividades.

Los industriales previeron bajas en la demanda interna y moderación en las exportaciones para el tramo diciembre-febrero. Los empresarios anticiparon lo mismo respecto a sus importaciones productivas y especialmente sobre las realizadas vía Mercosur. Mayormente no vaticinaron cambios en sus stocks de terminados y un 63,8% respondió negativamente a la pregunta sobre la contratación de personal para el período mencionado. La utilización de la capacidad instalada tampoco cambiará significativamente, de acuerdo al promedio de las respuestas.

Los constructores también plantearon expectativas desfavorables para el tramo diciembre febrero. En la encuesta del ISAC la mayoría previó una caída de la obra privada atada a la caída de la economía en general, a los problemas de las cadenas de pagos, y a la “inestabilidad” de los precios, entre otras razones.

Por el lado de los que se dedican a la obra pública el cálculo se repitió. El 62,5% respondió que espera una caída de la actividad por los mismos motivos y en el mismo orden que los que se desempeñan en el ámbito privado.

La mirada de los especialistas acompaña la percepción de las empresas. La consultora ACM anticipó que el número de diciembre seguirá siendo negativo para las dos actividades, “influenciados por la falta de liquidez y elevadas tasas de interés y una menor demanda”.

Por el lado de la industria, advirtió la consultora, “la caída continuará con sectores particularmente afectados como la metalmecánica, automotriz, textil y sectores conexos”, mientras que en la construcción es esperable que los meses negativos sigan encadenándose si se tiene en cuenta la duración de recesiones anteriores. (Fuente: Tiempo argentino)

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
Chateá Con La Nota