La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

La Hostería de Escaba volvería a abrir sus puertas el próximo verano

Desde en Ente Tucumán Turismo, anunciaron que la hostería se encuentra en proceso de revalorización para volver a recibir visitantes y potenciar el turismo en la zona.

El paisaje es sublime. El lago del dique Escaba -uno de los atractivos de la ingeniería más importantes de sudamérica- aparece abrazado de montañas que, a su vez, se encuentran cubiertas de selvas exuberantes.

Entre sus atractivos adicionales, se encuentra un antiguo Cementerio de los Ingleses, una bella cascada y una colonia de murciélagos, que se estima que supera los 10 millones de ejemplares​ y que año a año anidan en el paredón del dique.

El sueño de transformar a Escaba en una villa turística

La pequeña localidad, ubicada a 30 kilómetros de Juan Bautista Alberdi, cuenta con una hostería, que depende del Ente Provincial de Turismo. Durante varios años estuvo abandonada y sus instalaciones se fueron deteriorando. A principios de febrero, desde el organismo conducido por Sebastian Giobellina, anunciaron que comenzarán las obras para la revalorización.

“En este momento estamos en la etapa de demolición de lo que no se puede recuperar. Vamos a recuperar un ala de la hostería, generando una habitación para personas con discapacidad”, anticipó la vicepresidenta del Ente de Turismo provincial, Elena Colombres Garmendia.

La funcionaria también señaló que se remodelará el frente del hospedaje y un espacio de uso común, como el comedor. La intención de la revalorización es que vuelva a abrir sus puertas para ofrecer una nueva propuesta en el corazón de las yungas tucumanas.

Por su parte, Natalia Acotto, de la dirección de Obras e Infraestructuras del organismo –a cargo de Ricardo Viola-, indicó que se están remodelando por completo cuatro de las ocho habitaciones que posee la hostería. “Algunas habitaciones se están ampliando para hacerlas accesibles, incluyendo baños para personas con discapacidad”, detalló. La finalidad, señaló, es generar una nueva estética en todo el inmueble, logrando que los espacios sean más funcionales y amplios.

Sobre la obra, Acotto explicó que se trata de demoliciones parciales, ya que la estructura se mantendrá. “Lo único que dejamos es la estructura y el techo. Todo lo que es la ‘cáscara’ se demuele y se vuelve a hacer a nuevo”, reveló.

“Esta es una primera etapa en la intervención de la hostería”, declaró Acotto, y agregó que luego las obras continuarán.

Acerca de los plazos, Acotto explicó que “las obras iniciaron los primeros días de enero, calculamos que el plazo de ejecución es de 6 meses, pero estimamos tenerlas antes. Vamos a lograr dar de nuevo servicios a un lugar que hace muchos años que no recibía una intervención de estas características”, cerró.

El dique Escaba

Los primeros estudios para construir la represa Escaba, conjuntamente con la del Cadillal, nacieron a principios del siglo XX y se materializaron a través de la ley nacional nº 12.202 que autorizaba la construcción de ambas represas y sus sistemas de canales de riego, que luego fueron licitados y construidos.

El estudio geográfico que determinó cuál sería el sitio de emplazamiento fue realizado por el ingeniero Alejandro Uslenghi, director del Departamento de Hidráulica de la provincia. El 17 de abril de 1937 el presidente de la Nación Agustín P. Justo junto al gobernador Miguel Campero colocaron la piedra fundamental.

La faraónica obra duró casi cinco años, entre 1943 y 1948, con un proyecto diseñado por la Ambursen Dan Company para un total de unas 500 hectáreas (menos de la mitad del tamaño del dique El Cadillal).

La represa fue construida con el propósito de atenuar las inundaciones, proporcionar riego a cerca de 9.000 hectáreas de tierras productivas, abastecer de agua a las industrias de la zona, desarrollar la actividad turística y producir energía eléctrica.

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota