La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

El jueves habrá asueto administrativo y escolar

Lo decretó el gobierno provincial por conmemorarse el Día de los Fieles Difuntos.

El gobernador Juan Manzur firmó el decreto 3.530/1 donde declaró asueto administrativo y escolar el próximo jueves 2 de noviembre para la totalidad del personal de la Administración Pública centralizada, descentralizada, organismos autárquicos y establecimientos escolares, por motivo de recordarse esa fecha el Día de los “Fieles Difuntos”.

A su vez, en el caso de atención hospitalaria y atención a menores, los responsables deben disponer la implementación de guardias.

El decreto -refrendado por el Primer Mandatario, el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado y el secretario General de la Gobernación Pablo Yedlin– invitó a adherirse a los municipios y organismos nacionales con sede en la provincia.

¿Qué se conmemora?

El origen de la fiesta se remonta al año 980 cuando el abad del Monasterio de Cluny, llamado San Odilón u Odilo sugirió la idea de la creación de un día en el que se honrase a los muertos. Su idea fue bien aceptada por otras congregaciones siendo la primera de ellas en aceptarla la Diócesis de Lieja en el año 1000, hasta ser aceptado como fecha en la que la Iglesia lo celebra.

En Argentina este día solía ser feriado nacional hasta que la junta militar de la dictadura lo quitó del calendario junto con los festejos de Carnaval.

Si bien en las ciudades con mayor cantidad de habitantes la tradición de visitar los cementerios donde descansan los restos de los seres queridos fue menguando con los años, la conmemoración de los Fieles Difuntos era el cuarto feriado nacional surgido del culto católico, pero quedó fuera de uso. 

En general, un día antes de la celebración se colocan ofrendas en las casas de los deudos, como flores y las bebidas y comidas preferidas de extinto.

El ritual de los Muertos se festeja en tres años consecutivos desde el deceso y, según la tradición, en el primero se asume la consternación de la muerte y el respeto por el difunto, en el segundo se convierten en una animada reunión con relatos de anécdotas y adivinanzas, mientras en el último se realiza “El despacho del Alma” con las ofrendas en los hogares y el esparcimiento de agua bendita.

Orígenes Latinoamericanos

El Día de Muertos también es una celebración latinoamericana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1° de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. La Unesco ha declarado esta festividad Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las culturas mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años.

El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexicano, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la Muerte” (actualmente relacionada con “la Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada) y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la Tierra de los Muertos.

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota