La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Google rinde homenaje a Mercedes Sosa

Google dedicó el doodle de hoy a “La Negra” Sosa, 54 años después de su primera aparición en el Festival de Cosquín, anécdota clave que marcó el inicio de su camino profesional hasta convertirse en la leyenda artística, cultural y política que supo ser.



El doodle que presentó Google para honrar a “la voz de Latinoamérica” fue diseñado por Shanti Rittgers, el artista invitado por la compañía. “Rittgers se inspiró en la canción Luna tucumana, con la intención de expresar la resonancia de la voz de Mercedes Sosa“, expresaron desde Google. “Ella puede cantar la canción más profunda y triste o la melodía más brillante, independientemente de que su voz te golpee como un río de viento y te aleje”, reflexionó el artista. “Los colores rojos y marrones tienen la intención de mostrar lo terrenal de la personalidad de La Negra“, agregó.

Desde sus inicios en la radio LV12 de Tucumán, hasta convertirse en la máxima representante de la música popular latinoamericana, Mercedes Sosa, supo exceder los límites del idioma; su potente voz se empapó de lucha y feminismo para trascender fronteras y géneros.

Nació en San Miguel de Tucumán, en el seno de una familia trabajadora, de descendencia calchaquí y vinculada al trabajo de la zafra. En plena adolescencia comenzó a cantar. También tocaba el bombo -con mucha destreza-, bailaba y daba clases de danzas folclórica. Pero recién en 1959 pudo grabar su primer disco, La voz de la zafra.

Distintas voces y miradas aseguran que La Negra primero impactó por la calidad de su potente voz, pero sobre todo, por involucrarse en un género y la ejecución de un instrumento que habían sido apropiados -desde su génesis-, por varones. De este modo, Mercedes inició el Movimiento del Nuevo Cancionero, con el que renovó el folclore, revolucionó la música en Argentina y trascendió al mundo luego.

Intérprete de cientos autores y autoras, los primeros trabajos con los que visibilizó su arte fueron los discos Canciones con fundamentos y Yo no canto por cantar, pero el hecho que marcó el comienzo de su éxito masivo fue en 1965, cuando se presentó por primera vez en el Festival de Cosquín, como la invitada de Jorge Cafrune, quien mantuvo una postura firme cuando los organizadores del evento la rechazaban por su afiliación y militancia en el Partido Comunista. Ella misma calificó esa presentación como “la actuación definitiva” en su carrera, porque la ovación del público la consagró para siempre. Tanto fue así, que en 1967 realizó su primera gira por los Estados Unidos y Europa (viajes que se repetirían decenas de veces más); al año siguiente grabó un nuevo disco y dos años después un tercero, que incluyó Canción con todos, considerado como un himno latinoamericano. Su carrera continuó en franco ascenso hasta que, en Argentina, fruto de la última dictadura militar de 1976, se prohibieron sus discos y se exilió en Europa. “Toda censura es peligrosa porque detiene el desarrollo cultural de un pueblo”, dijo al respecto La Negra.

Te puede interesar “Un homenaje a Mercedes Sosa resuena en Tucumán igual que su legado”

La Negra experimentó con géneros como el tango argentino la nueva trova cubana, la bossa nova brasileña, el rock y la música sacra. En años posteriores, colaboró con artistas como Luciano Pavarotti, Sting, Joan Baez, Charly García, Shakira, entre otros.

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
Chateá Con La Nota