Conectate con nosotros
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-3498233345172395", enable_page_level_ads: true }); https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=AW-795390094 window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'AW-795390094'); function gtag_report_conversion(url) { var callback = function () { if (typeof(url) != 'undefined') { window.location = url; } }; gtag('event', 'conversion', { 'send_to': 'AW-795390094/jLK3CJ-2tbEBEI7hovsC', 'event_callback': callback }); return false; }

Teatro

Fuga clown o reinterpretación mitológica con perspectiva feminista

Bajo la producción de Manojo de Calles, el sábado 14 de septiembre, el emergente grupo de mujeres clown La Banda de Las Lisístratas estrenará la obra “Fuga 2019” en Fuera de Foco Espacio de Arte. “Posteriormente, en adhesión al teatro de guerrilla, saldremos a intervenir el espacio público, porque queremos un teatro que se comprometa con su contexto socio-político”, explica la Lic. Verónica Pérez Luna, directora del proyecto.

Ante la ineludible crisis que atraviesa al país entero, en el que la brecha social es cada vez más profunda, el emergente grupo de mujeres clown La Banda de las Lisístratas, dirigido por Verónica Perez Luna, acaricia a contrapelo la coyuntura actual a partir de la obra Fuga 2019, que tendrá lugar en Fuera de Foco Espacio Teatral (Mendoza 2062) el sábado 14 de septiembre, a las 22.00 Hs.

  • Realizarán otra función el sábado 22 de septiembre – 22hs – Fuera de Foco Espacio Teatral (Mendoza 2062)

En efecto, el concepto de Fuga 2019 cobra sentido a partir del término que literalmente significa ‘huida’ o ‘escape’, tratándose de una palabra que resuena fuerte en el ámbito financiero y económico de nuestro país. “Por otro lado, en el área de la música este concepto refiere a una composición de varias voces que realizan entradas sucesivas, como una especie de ‘persecución’, jugando a contrapunto (en forma de pregunta y respuesta), a través de diversas variaciones”, indica la directora del proyecto.

Entonces, con la fuga como punto de partida, un grupo de payasas da cuenta, a su manera, de varios recortes de la historia de nuestro país, mezclando personajes teatrales con personajes históricos de distintos tiempos y orígenes, “entre saltos y caídas, las actrices van soltando las amarras de un globo que se pierde en la estratosfera para no regresar nunca más”, explica Verónica.

La Banda de Las Lisistratas está integrada por María Elena González, Karina Toloza, Luciana Villafañe, Andrea Celeste Robles, Liliana Ale, Yoca Gil, Paula Sánchez, Sandra Pérez Luna, Tita Montolfo, María Alejandra Monteros en la Asistencia de Dirección y, como ya se indicó, Verónica Pérez Luna en la Dirección. “Si bien tendremos función en Fuera de Foco, queremos llevar la obra a distintos espacios públicos, a partir del formato de intervención y en adhesión al teatro de guerrilla, esencialmente, porque queremos un teatro urgente, que salga a la calle, que no se encierre en las salas y que se comprometa con su contexto socio-político”, explica la directora.

Ciertamente, el teatro de guerrillas enfatiza una función política entre sus objetivos, movilizando a los y las artistas escénicas a generar acciones que interpelen alrededor de un cambio político y social en su entorno. “Con Manojo de Calles molestamos conciencias dormidas desde que nacimos en los noventa; pleno gobierno del ex genocida Antonio Domingo Bussi en Tucumán”.

Manojo de mujeres clown

A los 26 años de trayectoria del grupo Manojo de Calles (referente del teatro independiente y con perspectiva de género de nuestra provincia), se suman este año las mujeres clown de La Banda de las Lisístratas; las tres integrantes del primero (Tita Montolfo, Verónica y Sandra Pérez Luna) invitaron a varias de las actrices, bailarinas (y algunos actores y bailarines), que asistían a los talleres de entrenamiento impartidos por ellas, a sumarse al proyecto. “Finalmente, el grupo quedó constituido sólo por mujeres de diferentes generaciones, incluso, hay dos madres con sus hijas (María Elena es mamá de Lucía a y yo de Yoca)”, detalla la artista, agregando que el grupo también es muy ecléctico y cuenta con actrices de mucha experiencia, como Sandra y Tita, y otras de trayectorias más jóvenes. “Además, hay actrices del ámbito vocacional que no pasaron por la academia y bailarinas actrices”.

La directora destaca que las lisístratas trabajaron cabalmente el concepto de ‘fuga’, a partir de un monólogo que cada actriz/clown desarrolla, que, a su vez, se superpone a otro en forma de cadena. No sólo los monólogos son muy diferentes, unos de otros, sino que cada uno, además, va desarrollando variaciones a partir de corridas, escapes, caídas y contragiros que se entretejen en medio del lenguaje clown y una trama musical.

“Lúdicamente, vamos creando sentido entre los cuerpos y sus relaciones; la trama es barroca, porque del mismo modo que en la fuga musical se superponen pliegues, los monólogos de estos personajes se reproducen como un mosaico de la historia de nuestro país; Antígona, Medea, Hamlet, Un Tanguero, La Antonia (la tonta, pícara e imprescindible), la Tana inmigrante y cocinera, Pepe (el de los mandados), Mengele (el médico Nazi aplaudido por el General Camps), Eva (que se enamora de Frida que llega a la Argentina Neoliberal atontada y empobrecida)”, detalla Pérez Luna.

A la hora de responder por el nombre del grupo, la integrante de Manojo de Calles indica que Lisistrata es un personaje de una comedia de Aristofanes, quien convoca a las mujeres de Atenas y Esparta (dos ciudades que estaban en guerra) a unirse en una huelga de sexo, cuyo objetivo era terminar con la guerra implementada por los varones. “Somos Lisístratas, porque no queremos más que nuestro cuerpo se preste al juego patriarcal”, explica.

Los textos que se usan son de distintas obras de Manojo de Calles. “Nunca habíamos realizado una obra completamente en lenguaje de clown. Por supuesto que se trata de un clown a nuestra manera, porque rompe con la tradición del clown”. Además, la directora señala que este trabajo se escapa a toda regla o procedimiento implementado hasta el momento, debido a que se ensaya cuando se puede. “Es complicado encontrar el punto de fuga en el que coinciden once mujeres, sobre todo, en estos tiempos en lo que necesitamos trabajar en exceso para sobrevivir; queremos cantar sobre estos tiempos oscuros como quería Brecht; cantar para no olvidar los sufrimientos padecidos”, enfatiza Pérez Luna.

La artista, finalmente, se remite a Deleuzze, quien habla de los puntos de fuga como anomalías saludables que sacuden el estado regular de las cosas, los cuerpos y las situaciones. También juega con las acepciones negativas del término; la fuga de capitales y la fuga de cerebros, pero con la certeza de que no llegamos a la fuga del talento, el deseo de construir sentido crítico y transformar acciones desde el Teatro.


Escrita por

Periodista

La Nota más leída

Enorme energía en teatro de pequeño formato e independiente

Teatro

“Intihuatana”, cuando el solsticio de invierno empodera mujeres

Teatro

Mujeres que hacen monólogos en el MUNT

Teatro

“Manojo de Calles” o nuevo esperpento: investigación teatral, rupturas y goce

Teatro

Suscribite a La Nota

Las más leídas

Advertisement
Conectate
Newsletter Signup

Suscribite a La Nota