Conectate con nosotros
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-3498233345172395", enable_page_level_ads: true }); https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=AW-795390094 window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'AW-795390094'); function gtag_report_conversion(url) { var callback = function () { if (typeof(url) != 'undefined') { window.location = url; } }; gtag('event', 'conversion', { 'send_to': 'AW-795390094/jLK3CJ-2tbEBEI7hovsC', 'event_callback': callback }); return false; }

Cine

Festival de Mar del Plata: breves reseñas sobre tres films en competencia

La Licenciada en Periodismo y Comunicación Social devenida en crítica de cine, Carla Duimovich, se encuentra en el 34° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, el más prestigioso de nuestra región, y realizó reseñas de las más destacadas películas de la competencia internacional: “A vida invisível”, “O Que Arde” y “Black Magic for White Boys”

La Licenciada en Periodismo y Comunicación Social devenida en crítica de cine, Carla Duimovich, se encuentra en el 34° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, el más prestigioso de nuestra región, y realizó breves reseñas de tres películas de la competencia internacional: “A vida invisível”, “O Que Arde” y “Black Magic for White Boys”.

A vida invisível

Ganadora de Un Certain Regard en el Festival de Cannes (2019), A Vida Invisível (Brasil/Alemania, 2019) llega al Festival Internacional de Cine de Mar del Plata a sala llena en sus primeras proyecciones. Karim Aïnouz dirige una película distinguida y necesaria. Ambientada en los años 50 con un hermoso salto a la actualidad, La vida invisible de Eurídice Gusmão (como se tradujo al español), carga con una sensibilidad profunda hacia los vínculos de hermandad femenina. 

Con fuertes representaciones del patriarcado de mitad de siglo, expone los sometimientos sexuales y la violencia machista. Además, esta es una película que desnaturaliza los vínculos familiares, desmitifica esa pretendida “normalidad” de las relaciones sociales y pone en tensión la noción de maternidad y de hermandad, mostrando cómo el vinculo creado (o no) con un hijo trasciende cualquier objetividad sobre el “deber de ser madre”. Karim Aïnouz realizó una película bella en su forma y profunda en su contenido. El argumento, que fluye a través de hermosas cartas en off, logra interpretarse gracias a magnificas actuaciones de todo el reparto, con una ambientación precisa y una atractiva fotografía.

Black Magic for White Boys

Black Magic for White Boys (Estados Unidos, 2019) es una película ácida y cínica en su lucidez. Una inquietante crítica hacia muchos de los temas sociales en boga presentados desde el humor negro norteamericano.

El director y actor protagonista, Onur Tukel, nos trae un guión que nos acerca al primer cine de Woody Allen, que no presume de una estética alineada pero sí de unos diálogos y cortes de escenas muy bien logrados para este género.

Apela a la predisposición de posicionarnos en lugares incómodos, en puntos de vista que varían a lo largo de la película; básicamente hace honor al título: Magia negra para chicos blancos es una película que tensiona el lugar del hombre blanco en una sociedad racista y patriarcal. A través de interesantísimas actuaciones y con una simpleza técnica, el film logra mantenernos sumergidos durante toda la proyección. Una continuación de la vieja escuela independiente de humor negro yanqui pero alimentada de contemporaneidad trasgresora.

O Que Arde

O Que Arde (España, 2019) es un paisaje: la Galicia rural. También es la ancianidad que trabaja la tierra, que arrea a las vacas, que se sacrifica, que espera al hijo y que lo defiende sin palabras. La tercera película de Oliver Laxe adquiere una visión ampliada, de altura, sobre la cotidianidad de las zonas campesinas gallegas. 

La poética de los planos abiertos a la geografía se entrelaza con las variadas condiciones climáticas, como una muestra que abraza las diferentes realidades. El verde de los montes mezclándose con las nubes forman suelos de algodón, permiten caminos de tierra donde un perro guía al ganado que pastea sereno: representa una de las caras en Lo que arde. 

El otro lado, también bello pero más crudo, tiene que ver con la altura de los cactus, la devastación del suelo, la supervivencia, el fuego que arrasa con todo: los animales, las casitas, la confianza hacia Amador (el protagonista del film). Esta es una película que arde, que te prende fuego. Apela a la sensibilidad y lo logra, te detiene, te obliga a contemplar. También, posee mucho de miradas, de espacios, de tiempos narrativos que son el argumento en sí. 

Más allá del hijo que vuelve, del amor hacia los animales, del fuego que hace resurgir heridas del pasado, la historia que atrapa es la de Benedicta, la madre. Una escena: su regreso a pie bajo la lluvia, la soledad de la espera bajo el reparo de un árbol, la esperanza de que su hijo se reinvente. Ganadora de Un Certain Regard en el Festival de Cannes (2019), O que arde maravilla desde la fotografía, el tiempo y la actuación de Benedicta Sánchez.

La 34ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) se realiza entre el 9 y el 18 de noviembre.
Con 65 años de historia, el Festival se encuentra entre los quince festivales calificados por la FIAPF con Clase A en el mundo, categoría que comparte, entre otros, con Cannes, Venecia y San Sebastián, además de ser el único en su clase en Latinoamérica. Se trata de un símbolo cultural indiscutido al que cada año acuden más de 130 mil espectadores. En esta edición tendrá 7 competencias oficiales.

Fuente: Carla Duimovich Blog

Foto: Festival de Cine Mar del Plata

Escrita por

La Nota más leída

Suscribite a La Nota

Las más leídas

Advertisement
Conectate
Newsletter Signup

Suscribite a La Nota