La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Enacom avaló la fusión entre Cablevisión y Telecom

El Enacom dio luz verde a la fusión de las compañías. Se modificará y concentrará el mapa de las telecomunicaciones en el país.

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) aprobó ayer mediante una resolución que se publicó hoy en el Boletín Oficial, la fusión de Telecom y Cablevisión, empresas que ya tienen como principales accionistas al fondo Fintech, de David Martínez, y el Grupo Clarín. A partir de ahora, la razón social será Telecom.

Con este proceso, surgirá la primera empresa en condiciones de dar cuádruple play en el país: telefonía fija y móvil, televisión paga y banda ancha.

Hasta que la fusión no sea aprobada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), Telecom no podrá ofertar servicios de cuádruple play, el objetivo último de este trato. La CNDC tiene 45 días hábiles para expedirse.

En paralelo, se espera que en los próximos días el gobierno firme un decreto que habilitará a Telefónica y a Claro a dar televisión satelital, por lo cual terminarán siendo tres los operadores que ofrecerán los cuatro servicios en todo el país, exceptuando las localidades de menos de 80.000 habitantes donde se reservan derechos a las cooperativas.

El organismo regulador que preside Miguel de Godoy fijó ciertos requerimientos que debe cumplir la nueva empresa que surgirá de la fusión de Telecom y Cablevisión y llevará el nombre de la primera. En un plazo de dos años, la nueva compañía deberá desprenderse de 80 megaherz del espectro radioeléctrico que tienen de más en relación a Movistar y Claro con 140 cada una.

Ese exceso de frecuencias resulta de sumar las adjudicadas a Personal y las que Nextel fue comprando en 2016 a otras empresas y luego el ENACOM le permitió usar para dar 4G en telefonía celular. Por lo que se sabe hasta ahora, la sociedad fusionada no debería devolver las frecuencias al Estado sino que podría venderlas nuevamente.

La medida del ENACOM también obliga a la sociedad fusionada a abrir la infraestructura para dar internet a otros prestadores en los lugares del país donde tiene posición dominante, al sumar los clientes de Fibertel y Arnet. En Córdoba, por ejemplo, ambas firmas acumulan el 95% los accesos de banda ancha. Pero el organismo regulador no obliga a desprenderse de participación, sino a facilitar el ingreso de otros que deberán competir con prestadores ya establecidos y conocidos por el público.

La nueva Telecom tendrá 3,9 millones de líneas fijas, 19,5 millones de líneas móviles, y casi 4 millones de los accesos a banda ancha en todo el país, además de 3,5 millones de usuarios de TV por cable.

En la sociedad, el accionista controlante será Cablevisión Holding (CVH), la empresa escindida del Grupo Clarín que mantiene los mismos accionistas, y tendrá derecho a nombrar a la mayoría del directorio. CVH es dueña del 60% de Cablevisión y de sus subsidiarias Fibertel y Nextel. El otro 40% es del Grupo Fintech del empresario mexicano David Martínez que hoy es el único accionista de control de Telecom Argentina.

Según el acuerdo de fusión, Cablevisión tendrá el 33% de las acciones de la sociedad y el grupo Fintech el 41,2%, pero CVH tiene una opción de compra por el 13,5% de Telecom que representará un 6% de la sociedad fusionada. El ejercicio de esa opción es el paso previo para que CVH tome el control de la compañía fusionada.

El resultado de este proceso es el reposicionamiento de los accionistas del Grupo Clarín en el sector de las telecomunicaciones y la televisión paga, y la consolidación de tres grandes actores en el mercado que harán peligrar la supervivencia de medianos operadores, y formarán una poderosa barrera para el ingreso de nuevas empresas.

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota