La Nota

El Medio para tus ideas

Elecciones 2019

En Entre Ríos y Chubut se impuso nuevamente el PJ en las elecciones

En ambas provincias sus actuales mandatarios resultaron reelectos. En Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet y su compañera de fórmula María Laura Stratta, consiguieron este domingo una holgada victoria desde el frente de unidad peronista, en tanto en la provincia de Chubut el gobernador del justicialismo Mariano Arcioni también se impuso en las urnas. Sergio Massa lo acompañó.

Tal como marcaron la PASO de abril pasado, el panperonismo unido del PJ, kirchnerismo, massismo y fuerzas aliadas del Frente Justicialista Creer Entre Ríos alcanzó un claro triunfo con el actual gobernador Gustavo Bordet, acompañado por María Laura Stratta como candidata a vicegobernadora.

Escrutado el 56 por ciento de las mesas, el binomio de la alianza Cambiemos integrado por el diputado nacional radical Atilio Benedetti y Gustavo Hein se alzaba con el 36,69 por ciento de las voluntades contra el 56,08 de la fórmula encabezada por Bordet. “Hay un claro ganador y es Bordet”, reconoció Benedetti poco después de las 21:00.

Minutos más tarde, Bordet y su compañera de fórmula -la primera mujer en ocupar el cargo de vicegobernadora- llegaron al centro de cómputos. El reelecto mandatario aprovechó su primer mensaje tras la victoria para realizar una convocatoria al armado de un frente opositor amplio a nivel nacional. “En Entre Ríos hemos construido un gran frente que se cimentó en base a consensos, acuerdos, en base a la madurez política de muchos dirigentes que entendieron qué era lo importante para poder ponernos de acuerdo en un proyecto y un programa de gobierno. Entendemos que esa construcción de consensos debe darse también en el ámbito nacional”, subrayó.

Bordet y Stratta

Y agregó: “Tenemos que lograr encontrar consensos, que más allá de los nombres propios, nos propongan salir de un esquema que de algún modo prioriza la renta especulativa financiera, para ir a un esquema de producción, desarrollo y empleo”.

En una jornada fría y nublada, los entrerrianos votaron este domingo para definir la gobernación de la provincial. El domingo electoral se desarrolló con normalidad, aunque registró una acusación puntual en la ciudad de Paraná: una candidata a diputada provincial por el oficialismo del Frente Creer Entre Ríos denunció el robo y la destrucción de boletas de ese espacio, presuntamente “en más de la mitad” de las 614 mesas distribuidas en las 74 escuelas de la capital provincial.

La votación tuvo un grado de participación del 82,70 por ciento del padrón, según difundió la ministra de Gobierno provincial, Rosario Romero, tras el cierre del comicio y con datos de Gendarmería nacional. De esta manera, se superó el 75 por ciento que sufragó en la PASO de abril pasado sobre un total de 1.077.551 electores, aproximadamente el 3,21 por ciento del padrón electoral nacional.

Desde varias horas antes de la primera difusión de la carga, en el oficialismo ya se respiraba un clima de confianza, con datos alentadores en la mayoría de los distritos entrerrianos, incluida Paraná, la capital provincial. “En Paraná estamos ganando claramente”, dijo Bordet durante la conferencia de prensa.

En el comando del PJ se escuchó anoche una interpretación cruzada del resultado: el rechazo al Gobierno nacional por la crisis económica, los comercios cerrados, y la desocupación creciente, sobre todo “a partir del salto del dólar de mayo pasado”.  Ese cuadro, impactó directamente a los candidatos provinciales de Cambiemos.

Bordet, mientras tanto, emerge fortalecido y como uno de los posibles artífices del “consenso” para terminar de unir al kircherismo, al massismo y a gran parte de los gobernadores peronistas en torno a un frente de unidad.

El factor Paraná

El peronismo unido en todas sus vertientes también pegó el batacazo en la capital entrerriana: el actual vicegobernador Adán Bahl ganó la intendencia de Paraná con el 45,24 por ciento de los votos –con el 75,73 por ciento de las mesas escrutadas- y venció por diez puntos de diferencia al jefe comunal de la alianza Cambiemos, Sergio Varisco, quien alcanza el 35,09 de las voluntades.

El actual alcalde llegaba muy golpeado políticamente a raíz de un procesamiento por presuntos vínculos con una banda de narcotraficantes que operaba en la provincia.

Desde el oficialismo no dudaron en calificar como “histórico” el triunfo, en una ciudad gobernada por el radicalismo en los últimos años.

Arcioni ganó en Chubut

En el caso de la provincia patagónica de Chubut, el gobernador Mariano Arconi obtuvo un claro triunfo y llamó “a todos los chubutenses a trabajar juntos”. Sorprendió la presencia del líder del Frente Renovador, quien evitó dar definiciones nacionales. “Vine hasta acá sólo para acompañar a un amigo”, expresó.

“Ganó Chubut, eso es lo importante hoy. Vine a acompañar a un gran gobernador, a un amigo personal, al que convencí de hacer política cuando no estaba del todo convencido”, empezó diciendo Massa, casi de manera protocolar. Ante la insistencia de los periodistas sobre el escenario nacional que debe definirse antes del próximo miércoles, cuando cierren las alianzas electorales, el tigrense no dejó grandes frases: “El 10 de diciembre se termina el gobierno de Mauricio Macri y todos los dirigentes de buena voluntad tenemos la responsabilidad y la obligación de devolverle a los argentinos la esperanza y la dignidad del trabajo. Ahí estaremos todos aquellos que estamos decididos a hacerlo dejando de lado la mezquindad”.

Con el 94% de los votos escrutados, Arcioni obtiene el 38% sobre el candidato del PJ, Carlos Linares, que logra el 31%, y tercero, lejos, el candidato de Cambiemos, Alberto Menna, con 14,5%.

A diferencia de la unidad que estaría a punto de sellarse a nivel nacional, en Chubut el peronismo fue a las urnas dividido. Así, el principal rival de Arcioni fue Carlos Linares, actual intendente de Comodoro Rivadavia, quien se impuso en la interna del PJ durante las PASO de abril pasado.

“Este es un proyecto de esperanza que defiende los intereses de cada uno de los chubutenses. Y quiero hacer especial mención a un amigo de la vida, Sergio Massa, con quien fuimos juntos al colegio. Y le quiero decir a todos aquellos que no escucharon el llamado de unidad en Chubut, que el corazón y los brazos de este gobernador están abiertos para todos, y que tengo el sueño de la unidad para trabajar contra las medidas del gobierno nacional que impactan en todo Chubut y en toda la Patagonia”.

Fuente: Tiempo Argentino

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota