La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Cine

“El récord”, otro imaginario del cine regional

El cortometraje del salteño, Daniel Elías, fue uno de los ganadores del Bafici 2019, cuyos premios se entregaron el pasado 13 de abril, siendo la única producción del NOA en recibir una distinción.

Hay sol, un jardín y una galería rústica. Vicente se baja de su cuatriciclo, en compañía de tres perros, y termina un martini.
—Atento oveja, atento oveja— indica una voz masculina por un radio walkie talkie. Lo ignora.
—Che Vicente, te buscan del museo— dice, inmediatamente, la voz de una mujer que no se ve.
—Deciles que no estoy— le responde Vicente.

El récord comprende una gran trama de citas, es un encuentro entre lo documental, autorreferencial y la ficción”, señala Daniel Elías, su realizador, luego de ganar –junto a tres más– la competencia argentina de cortometrajes del Bafici 2019.

Con muchos años de residencia en Tucumán, y cierta intermitencia en Buenos Aires, el recorrido de Daniel Elías en los dominios del arte es amplio; actuación y dirección, tanto en cine como teatro, dirección y asistencia de arte, fotografía, producción, gestión cultural, entre otras actividades.

Últimamente, sus proyectos se disputan desde la actuación y la dirección de cine y teatro. Sin embargo, se las ingenia para rodearse de otros quehaceres y experiencias coetáneas, tanto locales, nacionales, y hasta del otro lado del charco, pero con base en su Salta natal.

“Daniel Elías es un artista al que le gusta ponerse en riesgo”, afirmó el director de cine, Agustín Toscano. “Eso le da una posición especial para abordar cualquier disciplina artística, porque pudiendo hacer lo que ‘sabe hacer’, siempre emprende el camino más largo; el de lo desconocido y a prueba de improvisación”, continuó Toscano, con quien Elías compartió vastas experiencias y proyectos.

Desde la actuación, cabe destacar que participó en las dos películas de mayor circulación, premios y distinciones que supo adquirir, hasta el momento, el cine tucumano; El motoarrebatador (2018), de Agustín Toscano, y Los dueños (2013), de Toscano y Ezequiel Raduzky, con quienes trabajó previamente y fundaron el grupo de realización teatral y cinematográfica Gente no Convencida, un grupo que transitó importantes eventos de cine y teatro como el Festival de Cannes, Bafici, Festival de teatro Víctor García, Fiestas Regionales y Nacionales, organizadas por el Instituto Nacional de Teatro, entre otras.

Daniel Elías (El motoarrebatador)

En Tucumán, Elías atribuye su formación a Nicolás Aráoz y Jorge Gutiérrez, pero su biografía también da cuenta de un paso por el Di Tella, en el año 2012, donde realizó el Laboratorio de Cine con los docentes Martín Rejtman y Andrés Di Tella. Además, ganó becas de formación, como la del Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA) para hacer, en el mismo año, el curso de Dirección de Arte. También hizo clínicas, talleres y seminarios de actuación y dirección, como el de Assumpta Serna (Madrid) y Scott Cleverdon (Escocia).

Resultado de imagen para si pones los trabajos improductivos, daniel elias gerardo naumann
Los trabajos improductivos, 2018

También protagonizó decenas de largometrajes, cortos y obras de teatro, entre ellas, Los trabajos improductivos, de Gerardo Naumann, la película La hija de Luis Sampieri, la serie de televisión Futuros ídolos de Franco Lescano. También protagonizó la serie La casa de los opas de Mariano Rosa, los cortos El rey de España y El hombre rebelde de Martín Mainoli (ganador del concurso Historias Breves del INCAA en 2011), su primer cortometraje llamado Pichuko, Dirty Sam de Sabrina Korn, La maleante de Alina Wainziger, Comedores de paisajes de Paula Fernández y Playeros de Valentina Burastero.



Pichcuko (cortometraje, Salta 2011)

Los pasteles, el pancho y la empanada

Entre los aspectos documentales de El récord, Elías introdujo una cita de Los pasteles rojos, un colectivo de performance (al cual él mismo pertenecía), con el que hicieron un acción performatica, devenida en documental audiovisual, llamada Pancho con poncho, realizado en el marco del evento Cultural Chandón 2006, con el objetivo de realizar el record Guinness del pancho más largo del mundo de 21,1 m. “En ese proyecto hicimos verdaderamente la experiencia de batir un récord Guinness, que fue registrado a modo de documental, con todos los estándares que el premio exige, pero con la impronta de plantear un paralelismo absurdo entre lo que implica batir un récord y buscar hacer una gran obra”, señaló.



Pancho con poncho (cortometraje, Salta, 2006)

Batir otro récord

Él récord fue motorizado por el premio de Plataforma Futuro del ex Ministerio de Cultura de Nación, que Elías obtuvo para filmar entre 2017 y 2018, bajo la tutoría del profesor y director de cine, Alejo Moguillansky, integrante de la productora Pampero Films de Buenos Aires.

Luego de hacer el pancho más grande del mundo, la trama del corto da cuenta de un momento en la vida de Vicente, quien trabaja en un museo y organiza un evento artístico en una granja (en la que también trabaja); una suerte de festival, donde exponen artistas, y se propone batir un nuevo récord Guinness, pero ahora, de la empanada más grande del mundo. A su vez, Vicente vende las obras de los artistas y arma un negocio alrededor de eso.

Guido Núñez (El récord)

“Cuando gané el premio de Plataforma Futuro, el objetivo de El récord fue trabajar una relación entre ficción y documental, y generar una muestra/fetival abierta al público, una instalación visual y sonora, una puesta en escena con actores y espectadores como ‘extras’, al punto de que relacionamos el cine con la cocina y las actividades de una granja, como una reflexión del trabajo interdiciplinario”, recordó Elías.

Posteriormente se sumaron recursos del Fondo Ciudadano de Desarrollo Cultural del Ministerio de Cultura y Turismo y Deportes de la provincia de Salta y, debido a que las locaciones fueron en La Merced, la producción recibió el apoyo y trabajo de la Dirección de Cultura y Turismo de la Municipalidad de dicha localidad, de enfermeros que trabajan en el Puesto de Salud de El Huayco, de una familia de granjeros de la misma zona y otra de la localidad vecina de Sumalao.

Equipo récord

Martin Mainoli trabajó el montaje, Julián Dabien se desempeñó desde la dirección de fotografía y cámara, Costanza Epifanio en asistencia de dirección. Fernando Gallucci en sonido y Jéssica Suárez en la posproducción.

Por otro lado, El récord contó con las actuaciones de Guido Núñez, Manuela Cruz, Matías Romero, Carla Celíope, Camila Lecco, Juan Cruz Palacio, Matilde Paul, Tupac Guantay y varios extras. Por otro lado, Lu Bello y Emma Valeria Caimi Bartoloni hicieron la dirección de arte y vestuario, Emmanuel Moscoso y Gracia Bergesi la asistencia de cámara, Cristian Barrozo fue jefe de producción, Pablo Mariano García asistente de producción, Ignacio Torrejón eléctrico, gaffer y extra Álvaro Sanmillán, correción de color Jualián Dabien y Gaspar “Quique” Silva, postproducción de sonido Anadana Sonido y Jésica Suárez, herrero Roberto Riona, producción ejecutiva Gente no convencida, catering: HM eventos, Tupac Guantay y La Salteñería empanadas. El transporte corrió por cuenta de Pablo Ríos.

Además, la música estuvo integrada por: “Somos” de Matilde Paul, “Empanadita salteña” de A. Villanueva/P. J. Comas, “Zamba de la empanada salteña” interpretada por Federico Barnes y “Valle verde” de Juan Cruz Palacio.

Manuela Cruz y Daniel Elías (El récord)

Lo múltiple y un eje

Pese a la numerosa participación de Elías en el ámbito del cine, el teatro siempre está presente en su forma de pensar o entender una escena. “Para mí, una escena funciona si se sostiene por sí misma y no necesita de la puesta de cámara o los cortes del montaje. Entonces, mis búsquedas en el cine, inicialmente, van por ese camino y luego decido el punto de vista para contar lo que me interesa”, destacó.

“Mi carrera como actor y director el teatro siempre fue en paralelo. El año pasado trabajé en Los trabajos improductivos, de Gerardo Nauman, que estrenó en el FIBA y luego en Monpelliere, Francia”.

Un dato anecdótico del año 2018 para el artista fue que la obra Los trabajos improductivos y El motoarrebatador estrenaron el mismo día en Francia, el primero en Cannes y el segundo a 300 km, en Montpelliere.

“Quizás el cine es el lugar donde se encontraron mis experiencias recorridas hasta el presente, o es lo que busqué en este corto; dar una respuesta, desde el contexto del arte, del campo y de los récords a la pregunta de si existe la posibilidad de la gran obra de una persona, o más bien, si la búsqueda de la gran obra acarrea el fracaso. El récord sería en cierta forma la prueba de ese error, es una comedia porque Vicente busca seriamente ese objetivo. Sería un desacierto trabajar desde ese lugar y con tal presión. Es una competencia absurda y una metáfora del fracaso”, señaló.

“El récord”, de Daniel Elías

Ante varias invitaciones, que comenzaron al día siguiente de la premiación en Bafici, El récord promete su participación en festivales internacionales y locales en lo que resta del año.

“El récord es un milagro en el terreno del cortometraje argentino”, afirmó Agustín Toscano. “Es imposible de encapsular o catalogar en un género. Elías supo inventar un estilo y modelo único, totalmente acorde a su imaginario estético, pero súper extraño para el panorama cinematográfico local. Espero otra película suya con absoluta confianza. Celebro la premiación del Bafici, su riesgo lo merece”, concluyó.

Chateá Con La Nota