La Nota

El Medio para tus ideas

Economía

El índice de desocupación subió a 10,1% al término del primer trimestre del año

Así lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El año pasado, en el mismo período, la cifra había sido 9,1%. El NOA presenta una tasa del 9,5%.

El Índice de Desocupación subió al 10,1% al termino del primer trimestre del año, desde el 9,1% de igual período del año pasado, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, la sub ocupación demandante ascendió a 8,4% contra 6,8% de enero-marzo del año pasado, mientras que la sub ocupación no demandante alcanzó a 3,4% contra el 3% del período anterior.


Comparación interanual

De la comparación interanual surge que la tasa de actividad y la tasa de empleo permanecen relativamente estables, mientras que la tasa de desocupación registra un incremento, estadísticamente significativo, de 1,0 p.p. (9,1% a 10,1%).

Asimismo, la tasa de subocupación también muestra un crecimiento de 2,0 p.p. (9,8% a 11,8%). Al sumar todos los grupos de la población económicamente activa que generan presión sobre el mercado de trabajo (desocupados abiertos + ocupados demandantes + ocupados no demandantes disponibles), se verifica que pasa del 29,9% al 33,9%.

Con relación a la tasa de empleo, se observa un descenso en los grupos de población joven: tanto varones como mujeres de 14 a 29 años presentan una caída interanual de la tasa equivalente a 1,5 p.p. (descenso de de 32,7% a 31,2% para las mujeres y de 47,5% a 46,0% para los varones).

Si bien la tasa de empleo registra estabilidad (-0,1 p.p.), al analizar su composición interna se verifica un cambio en el peso relativo de las categorías ocupacionales, consistente en una caída de los trabajadores asalariados y un incremento de los trabajadores por cuenta propia.

El descenso de los asalariados se explica por la disminución de aquellos con descuento jubilatorio, que ven reducida su participación en el total de asalariados en 1,1 p.p. (66,1% a 65,0%) con la contrapartida del igual crecimiento entre los asalariados sin descuento jubilatorio (33,9% a 35,0%).

Con respecto a la intensidad de la ocupación, se registra un descenso de la participación de los sobreocupados y de los ocupados plenos en la tasa de empleo, de 0,5 p.p. en ambos casos (cuadro 1.4). Como contrapartida, la tasa de subocupación, que en el primer trimestre de 2018 era de 9,8%, registra un incremento estadísticamente significativo de 2,0 p.p., ubicada en 11,8%.

Al realizar una caracterización de la población ocupada se verifican cambios en la distribución relativa de las ramas de la ocupación principal: el servicio doméstico crece en 0,7 p.p. (pasa del 7,3% al 8,0% del total de los ocupados), seguido por la rama de servicios financieros, de alquiler y empresariales, que aumenta 0,5 p.p. lo cual constituye el 11,3% de los ocupados. Por su parte, la industria manufacturera y la enseñanza registran caídas cercanas al medio punto porcentual.

Los grupos de población que han demostrado un mayor dinamismo en el crecimiento de la tasa de desocupación son, al igual que en el caso de la tasa de empleo, los varones jóvenes (14 a 29 años) y las mujeres del mismo rango etario. En el primer caso, la tasa crece en 3,2 p.p. (asciende de 15,3% a 18,5%), mientras que entre las mujeres lo hace en 3,1 p.p., al pasar de 20,9% a 23,1%.

Hacia el interior de la población desocupada, se observa un incremento del peso relativo de aquellos con ocupación anterior, que crecen en 5,2 p.p. Entre estos, los provenientes de la construcción y del comercio se incrementan por encima del resto de las ramas de actividad, con aumentos de 1,5 p.p. y 1,2 p.p., respectivamente. Pasan, en cada caso, a representar el 20,3% y el 17,1% del total de desocupados del trimestre analizado.

Con respecto al tiempo de búsqueda de empleo y conforme el aumento de la tasa de desocupación, se registra un aumento en los desocupados recientes (con un plazo de búsqueda menor a un año). Se destacan los desocupados que llevan menos de un mes de búsqueda, quienes dentro de la distribución de la población desocupada crecen en 3,8 p.p. interanualmente. Por su parte, los desocupados con un plazo de búsqueda superior a un año caen en 8,0 p.p., pasando del 39,3% al 31,3% del total de desocupados.

Fuente: INDEC

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota