Cine

El “arquitecto” de las creaciones de Pixar

El tucumano y animador Gastón Ugarte dio una charla sobre su experiencia en los estudios de los creadores de “Coco” y fue distinguido con la ‘Marca Tucumán’ por sus contribuciones a la cultura y su ejemplo para las generaciones más jóvenes.



Gastón Ugarte supo desde chico que se dedicaría al dibujo y animación. Terminó sus estudios secundarios y comenzó la carrera de arquitectura, pero su vocación estaba en la animación. ¿Cómo llegó a Pixar? Fue la pregunta general del público que asistió al Cine Atlas a escuchar su charla solidaria.

“Envié mi portfolio con todos mis dibujos al e-mail de Disney que encontré navegando y les gustó, me respondieron al tiempo; que termine mis estudios y me sugirieron escuelas de animación para cuando egresara”, describió.

Eso fue el puntapié inicial que desembocaría años más tarde -tras estudiar, recibirse, perfeccionarse y trabajar en otros estudios- en su ansiada entrada a Pixar. Increíble, pero real.

El mundo de los sets

Actualmente Ugarte se desempeña como Set Modeling Superviser (Supervisor de modelado de los sets). “Nuestra función es recrear los mundos en los cuales las películas toman lugar. Es decir, todo lo que uno ve en la pantalla y no son personajes es el trabajo que hacemos con mi equipo. Y dentro de ese equipo, yo tengo uno que se especializa en todo lo que son esculturas. Somos, como yo siempre digo, los arquitectos de Pixar, porque somos los que creamos todo”, destacó Ugarte.

Imagen relacionada

Un gran dinosaurio fue la primera película en la que trabajó con ese cargo y su equipo fue el responsable de crear el mundo escenográfico donde se desarrollaron las acciones de la película. Pero el camino hasta “Dino” en Pixar se remonta al año 2006 con Wall-E (el robot limpiador de la Tierra). “El equipo no podía encontrarle la vuelta a un set súper orgánico de torres de basura que no tenían un “look”. Entré, todo funcionó muy bien con el equipo y encontramos los looks necesarios. Esta experiencia condujo a que me llamen para UP!, donde ya comencé a trabajar con escenarios, en toda la parte orgánica de los sets de la selva y Venezuela, y en el vecindario de Carl, el ancianito canoso”, explicó en una entrevista para el diario La Nación

Coco y el Día de Muertos

“Coco fue ‘la experiencia’ de mi vida profesional”, señaló el animador. “Como sabíamos que íbamos a tocar un tema muy espiritual y sumamente sensible para el pueblo mexicano, hicimos muchísimos viajes, más de los que solemos hacer para investigar y nutrirnos de lo que queremos retratar en la pantalla”, explicó.

Resultado de imagen para coco

“En este caso no era solamente replicar la cultura mexicana y los colores, sino también embebernos un poco en la tradición de ese pueblo. Primero fue Lee Unkrich, el director, con unos pocos más cuando estaba comenzando con la idea. Incluso vivieron con familias que eran muy devotas de la celebración, como para entender un poco más del tema. Y con el correr de los años él sintió la necesidad de mandar a más gente para que aprendiera de la tradición de Día de Muertos y de lo que simboliza para los mexicanos”, detalló.

Cada proyecto es un desafío

“Cada año que pasa o comienza con un nueva película, se incrementa el volumen de datos procesados. Cada proyecto que terminamos supera y a veces duplica el tamaño de la anterior. Cada caso, algunos más que otros, implican un pico inusual de datos porque absolutamente todo está en la pantalla: árboles, plantas, agua, cielo, nubes, montañas, mares, ríos, distintas ciudades del mundo… todo es un objeto único y no está pintado como un escenario secundario”. 

Contar la experiencia

“Hoy, como el primer día de trabajo, sigo viviendo el sueño que desde muy chico soñé: trabajar como animador. Cuando llegás no lo podés creer, es como estar en una nube, pero después de un tiempo te das cuenta que trabajás con personas comunes y corrientes como vos. Creo que una gran diferencia entre Disney-Pixar y otros estudios es la calidad humana. Hay gente increíblemente talentosa que también son grandes personas. Todos
nos alimentamos de los otros, nadie te encasilla, siempre tenés tu espacio para contar dónde te ves más cómodo en el futuro y eso creo que es muy valioso”.

Ante la presencia de muchos niños y niñas amantes de las películas de Pixar, estudiantes de animación y y dibujo, Ugarte reveló en las instalaciones del cine Atlas lo siguiente: “yo decidí ser animador en Tucumán, en un contexto donde todos debían ser abogados o médicos; pero yo tenía una convicción sobre un sueño y conté con el apoyo de mi familia. Esto último fue clave, pero no voy a desmerecer mi esfuerzo”, dijo el animador. 

Para la gente que recién comienzan, primero les recomiendo que estudien
mucho. Dentro de la industria de la animación hay cientos de cargos, por lo que primero tenés que encontrarte como artista y focalizar en eso. Pero lo principal es siempre creer en uno mismo. Se que suena cliché, pero estoy convencido de que no hay que aceptar las negativas como respuestas. En Pixar no me tomaron el primer día, tuve que insistir y crear mi propio
portafolio con años de trabajo para llegar. Si te rechazan una vez, no caigas, insistí”, recomendó.

Fuentes: A las 7 – La Nación