La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Eclipse y superluna azul de sangre del 31 de enero

El 31 de enero se dará una rara coincidencia de fenómenos astronómicos: un eclipse lunar, una superluna, una luna azul y una luna de sangre.

Este miércoles a la noche tendrá lugar un espectacular fenómeno astronómico, que nadie que esté vivo habrá visto jamás: coincidirán una superluna, una luna de sangre y una luna azul, que podrá observarse en partes de Japón y Australia, Rusia, Corea del Sur, Hawaii, y el norte de Estados Unidos.

La última vez que tuvo lugar este fenómeno extraordinario fue en 1866. La próxima vez que coincidan los fenómenos será en 19 años, el 31 de enero de 2037.
¿Cuáles son las características de los fenómenos astronómicos que coincidirán el 31 de enero?

Superluna

El término se refiere a una Luna que está llena cuanto se encuentra en el punto más cercano en su órbita alrededor de la Tierra.

Imagen de una Luna grande y rojiza durante la superluna del 3 de diciembre de 2017 vista en Washington. (Foto: NASA)Imagen NASA – Superluna del 3 de diciembre de 2017 (en la foto, vista en Washington). 

“La órbita de la Luna es muy alargada y en ocasiones cuando la Luna es llena coincide que está cerca de nosotros”, explicó a BBC Mundo el científico mexicano Francisco Diego, catedrático de astronomía de University College London o UCL, parte de la Universidad de Londres.
“Claro que eso pasa cada mes, que la Luna se acerca y se aleja de nosotros siguiendo su órbita, pero si el acercamiento coincide con la Luna llena a ésta se le llama superluna”.
La órbita de la Luna es elíptica, y un lado (apogeo) está unos 50.000 km más alejado de la Tierra que el otro más cercano (perigeo).
“Cuando la Luna se ve 10 a 15% más grande de lo que sería una más pequeña, el cambio es considerable y se aprecia a simple vista”, afirmó Diego.

La superluna del 31 de enero será la tercera de lo que la NASA denomina una trilogía de superlunas, ya que el fenómeno también tuvo lugar el 3 de diciembre de 2017 y el 1 de enero de 2018.

Luna azul

El término “Luna Azul” se refiere a la segunda luna llena que se produce en un mes, lo que sucede cada dos años y ocho meses. 

Eclipse lunar

El 31 de enero la Tierra, el Sol y la Luna se alinearán, dando lugar a un eclipse lunar total.
La Luna llena va a coincidir con el momento en que la Luna entra en la sombra de la Tierra produciéndose un eclipse.

Gráfico sobre visibilidad del eclipse lunar.
Las zonas más oscuras verán el eclipse lunar total. En las blancas no se podrá ver el fenómeno ni siquiera parcialmente. (Imagen: NASA)

En América del Norte el eclipse será visible antes del amanecer del 31 de enero. También podrá ser observado en Asia, Australia, Nueva Zelanda y este de Rusia. En gran parte de América del Sur, África y Europa Occidental el eclipse total no será visible.
La señal de cable TN, transmitirá este fenómeno en todas sus plataformas desde las 8 de la mañana del miércoles. Tambiénhabrá streaming en el sitio Time and Date.
Contrariamente a los eclipses solares, el lunar puede verse sin anteojos protectores.

Luna de sangre

Los observadores del eclipse verán una gran Luna de color rojizo, conocida como “Luna de sangre”.
Durante el eclipse, la luna se deslizará hacia la sombra de la Tierra, pasando gradualmente de un disco blanco de luz a naranja o rojo, al reflejarse la luz solar a través de la atmósfera. El alineamiento de la luna, el Sol y la Tierra durará una hora y 16 minutos, mientras que la duración de todo el fenómeno será de 5 horas y 17 minutos. En el caso del período parcial, sólo se podrá ver durante 2 horas.

Luna rojiza vista junto a un cohete Soyuz en Kazhakstán. (Foto: NASA)
La superluna del 14 de noviembre de 2016 enmarcada por un cohete Soyuz en el cosmódromo de Baikonur en Kazhakstán, el 14 de noviembre de 2016. (Foto: NASA)

La dispersión de la luz es lo que explica también los atardeceres rojos en la Tierra. Y este fenómeno no tiene que ver con la distancia que debe recorrer la luz, sino con que el ángulo con que los rayos del Sol nos llegan.
En el caso de los atardeceres rojos, lo que pasa es que hay moléculas en la atmósfera de la Tierra, principalmente nitrógeno, agua, oxígeno. Son moléculas que dispersan la luz azul, por eso el cielo se ve azul durante el día. Cuando el Sol se oculta o antes de salir el Sol, la luz roja domina en ese momento porque es la luz que atraviesa la atmósfera más fácilmente.
Fuente: BBC

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/lanota/public_html/wp-content/plugins/ultimate-author-box/inc/frontend/uap-shortcode.php on line 94
style=”display:none;”>
Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
Chateá Con La Nota