La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Deterioro cognitivo, desnutrición severa y pérdida de la masa ósea son las consecuencias de algunos trastornos alimentarios

La bulimia y la anorexia son algunos de los trastornos asociados al vínculo con la comida. Las y los adolescentes representan el sector social más vulnerable para padecerlos.

La imagen corporal distorsionada. La extrema delgadez que no es percibida como tal. La negación a ingerir alimentos, los atracones seguidos de purgas y el temor a aumentar de peso funcionan como los principales fantasmas, pero que en realidad se manifiestan como primeras capas de otras falencias del psiquismo.

La médica especialista en Nutrición Mónica Katz (MN 60164) señaló que los trastornos alimenticios se dan más en personas de sexo femenino que masculino, en una relación de 20 a 1, tratándose en la mayoría de los casos de mujeres cis.

Sostenidos en el tiempo y sin tratamiento, los trastornos alimentarios generan consecuencias a largo plazo en quien los padece. “Los grandes daños que se originan en la gente joven tienen que ver con que cuando no comés, te comés a vos misma”, alertó Katz.

La bulimia y la anorexia son los principales trastornos alimentarios y su progresión en el tiempo, sin tratamiento médico, puede llevar a un deterioro tal de la salud que ponga en riesgo la vida de quien los padece.

Para la médica psiquiatra Mabel Bello (MN 36440), directora médica de la Asociación Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba), “la peor consecuencia es vivir una vida siendo joven como si se estuviera castrada, sin hormonas, sin deseos y sin sueños”.

“La emancipación (tal el nombre que médicamente se da a estar muy por debajo del peso durante mucho tiempo) trae muchos problemas y complicaciones”, comenzó a explicar Bello. Y continuó: “La falta de menstruación a lo largo del tiempo puede provocar quistes de ovario, además, suele darse el síndrome de la arteria mesentérica, que es cuando esa arteria aplasta el intestino delgado y la comida no puede pasar; la persona vive con las defensas bajas, ya que con los alimentos se construyen los anticuerpos y sin ellos la accesibilidad de una infección se multiplica, con riesgo de ser mortal”.

Fuente: Infobae

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota