La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Nacionales

Bono y CGT: “seguramente no habrá medida de fuerza”

Mientras miembros de la Central General de Trabajo se reúnen esta tarde, Héctor Daer -uno de sus dirigentes- relativiza la posibilidad de paro ante el acuerdo con el Gobierno. En Tucumán, el presidente de la Federación Económica, Héctor Viñuelas, aseguró que para el sector será muy difícil afrontar el pago del bono ante los aumentos salariales y el aguinaldo de diciembre.

Ante la amenaza de la Central General del Trabajo (CGT) de realizar un paro en la misma semana del G20, el Gobierno Nacional acordó con los gremios que los trabajadores del sector privado reciban un bono de fin de año de cinco mil pesos en dos partes iguales, que se cobrarían con los sueldos de noviembre y enero.

Esta medida será aplicada por el presidente Mauricio Macri por medio de un Decreto de Necesidad de Urgencia (DNU), que firmaría en las próximas horas.

El bono de cinco mil pesos calmó la iniciativa de paro de la CGT. De todas maneras primero tiene que publicarse el decreto presidencial, como reclaman los gremialistas, donde se anuncie el pago extraordinario de carácter no remunerativo, obligatorio e universal. En principio el acto administrativo deberá conocerse antes de las 16, hora en que volverá a reunirse la CGT para decidir si desactiva o confirma el paro general agendado para fin de mes.

Repaso: movimientos cegetistas

El Consejo de la CGT se había reunido la semana pasada con un paro de 36 horas y una movilización en la agenda. Eso es lo que algunos dirigentes, como afirmó el cosecretario general de la central obrera, Carlos Acuña, tenían en mente. La reacción del Gobierno no se hizo esperar y comenzaron llamados y conversaciones, a las que la central sindical respondió con un cuarto intermedio para oficializarlas y postergaron la decisión. El plazo se cumple hoy.

El reinicio de esa reunión debería producirse con el decreto presidencial que prometió el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, ya publicado. El problema, al menos por ahora, es la presión que los empresarios ejercen sobre el Gobierno para que evite escribir que el bono sea obligatorio y, en todo caso, que sea como expresó el martes el ministro: “de hasta cinco mil pesos”.

El también secretario general cegetista, Héctor Daer, declaró en una entrevista radial que “es fundamental que lo acordado con el Gobierno salga por decreto. La cifra acordada es de cinco mil pesos. Esto va a permitir que los salarios se vayan reacondicionando frente a la inflación”, dijo.  Daer también señaló que “si el decreto sale como se acordó, seguramente no habrá medida de fuerza”. Es más, agregó que “el paro no es un fin en sí mismo, y nosotros planteábamos una medida de fuerza si no había respuesta a los reclamos; creo que esto es el principio para atenuar la situación crítica”.

El bono en Tucumán

Ante esto, Héctor Viñuelas, presidente de la Federación Económica de Tucumán (FET), aseguró que para el sector será muy difícil afrontar este compromiso ante los aumentos salariales y el pago del aguinaldo. “No que no pueden pagarlo”, expreso Viñuelas en Los Primeros. “El bono es inviable. Ayer sumamos un problema más a todos los que tenemos, con esta decisión oficial”, agregó Viñuelas, refiriéndose a la caída de las ventas.

“Hagamos cuentas”

De acuerdo a un repaso númerico habilitado por Infonews, un sueldo promedio neto en Argentina es de aproximadamente 20.000 pesos. El 15,1% que perdió cada trabajador y trabajadora equivale con esa suma a 3.020 pesos. El bono de 2.500 que cobraría cada trabajador y trabajadora en blanco los primeros días de diciembre (si es que la empresa que lo emplea no aduce incapacidad financiera para hacerlo) no llegará a cubrir ni siquiera esa sangría.

Asimismo, si los números tienen en cuenta la inflación total prevista para 2018, que rondaría entre el 45 y el 50 por ciento, el bono es inmensamente menor.

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota