Nacionales

Así quedaría el Congreso si en noviembre se repiten los resultados de las PASO

El Frente de Todos no solamente no lograría ser mayoría en la Cámara de Diputados sino que dejaría de ser la primera minoría (espacio con mayor cantidad de bancas). En el Senado, dejaría de ser mayoría y pasaría a ser la primera minoría; es decir que necesitaría negociar con la oposición para sancionar leyes, no como ahora, que puede aprobar cualquier iniciativa -siempre que no requiera los 2 tercios- sin acuerdo con otros bloques.

Ese es el escenario hipotético que surge de trasladar el resultado de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), del domingo último, a la elección general del 14 de noviembre próximo.

En la Cámara baja, el Frente de Todos, bloque que preside Máximo Kirchner, tiene 120 de los 257 miembros del cuerpoLa mitad más uno, necesaria para obtener quórum para sesionar y aprobar la mayoría de las normas, se alcanza con 129. Es decir que le faltan 9 diputados para lograr la mayoría.

Según un cálculo preliminar realizado por la periodista especializada Carolina Ramos, del diario La Voz del Interior, si en las elecciones generales se repiten los resultados del domingo último el Frente de Todos perdería 4 bancas, hasta las 116, y Juntos por el Cambio, que como interbloque suma actualmente 114, pasaría a 117.

En consecuencia, Juntos por el Cambio sería la primera minoría, desplazando al Frente de Todos al segundo espacio más numeroso. Sin embargo, ninguno de los 2 tendría la mayoría para imponer leyes sin consensos previos.

De acuerdo con el cálculo de Ramos, los partidos provinciales (como el Movimiento Popular Neuquino) y otras expresiones no oficialistas juntarían 16 bancas; y la izquierda y los libertarios, 4 escaños cada uno.

En el Senado, el Frente de Todos, bloque que conduce José Mayans, tiene actualmente 41 miembros y, con el resultado de las PASO, caería 6 bancas, a 35. De esta manera, perdería la mayoría, que en esa cámara se reúne con 37 (la mitad más uno de los integrantes del cuerpo).

Juntos por el Cambio, que actualmente tiene 25 integrantes, crecería a 31, pero el escenario quedaría virtualmente polarizado con el Frente de Todos, si se suman los 3 senadores del interbloque Parlamentario Federal, que preside Juan Carlos Romero (Salta) e integra junto con Lucila Crexell (Neuquén) y Clara Vega (La Rioja), y que ejercen una oposición dura.

Entre las expresiones no kirchneristas podría sumarse la peronista Alejandra Vigo, que ingresaría como senadora por la minoría en representación de Hacemos por Córdoba, la agrupación que lidera el gobernador Juan Schiaretti.

En cambio, quienes siguen en sus bancas y son aliados del Frente de Todos son el rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari. Ambos podrían ser la llave para que el oficialismo, en la cámara que conduce la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, pueda seguir sancionando leyes sin tener que negociar con la oposición más dura.

El panorama hipotético en el Senado se traza teniendo en cuenta que el oficialismo, en las PASO, perdió en 6 de las 8 provincias que eligen senadores: Córdoba, Mendoza, La Pampa, Corrientes, Chubut y Santa Fe. Solo lograría retener la mayoría en Tucumán y Catamarca.

Fuente: Chequeado

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Salir de la versión móvil