Deportes

Ahora que sí las ven: arranca Francia 2019

Comienza la Copa del Mundo de Francia 2019 y ya nada será igual. La clasificación de Argentina tras 12 años llega junto a toda una revolución feminista dentro y fuera de las canchas. Un estudio afirma que los interesados en el fútbol femenino en el planeta son tantos como los apasionados del golf y el tenis. La pasión en ascenso abrió un mercado inexplorado por las marcas y crece el sponsoreo. La TV ofrece más y mejores transmisiones. Según FIFA, ya se vendieron más entradas que en Canadá 2015. ¿Quién dice que a nadie le interesa el fútbol que juegan las mujeres?

Por Redacción La tinta

Llega la Copa del Mundo de Francia 2019 y, sin dudas, no será un mundial más, al menos, para la Argentina. No solo por el hecho de haber vuelto a competir en la máxima instancia tras 12 años de ausencia, y el modo en el que las jugadoras lograron clasificar -con dos años previos sin competencia-, sino también por la visibilidad que tomó el fútbol femenino desde mediados de 2017 hasta la fecha.

Desde la Selección, pasando por los clubes, las canchas y las calles. Los equipos reclamando profesionalizar la práctica y las pibas poniendo el cuerpo en los potreros, ocupando mesas, parrillas, bares y los clásicos “tercer tiempo”. La marea del movimiento feminista lo inundó todo, de área a área. Ahora que sí las ven, al decir “El Mundial”, tendremos que preguntar “¿cuál?”, porque, como dijo Guardiola “las mujeres ya lo han hecho”, una vez más.

Sin embargo, todo queda por deconstruir y construir. La visibilización mediática del fútbol femenino y sus problemáticas empezó en las calles -con la militancia y las movilizaciones feministas- y el crecimiento en la práctica, tanto en los potreros como en las canchas de alquiler. Luego, llegaron las primeras batallas ganadas a la AFA: una selección con condiciones básicas garantizadas para competir y los primeros pasos de la profesionalización. De repente, aparecen los sponsors y marcas dispuestas a explotar un evidente mercado en ascenso. ¿A nadie le importa el fútbol femenino? ¿Quién se anima a sostener esta idea?

argentina-futbol-femenino-muindial-francia2
Mariana Larroquette y Florencia Bonsegundo (Imagen: @Argentina)

Goles que hay que contar

Contra muchos discursos aún vigentes, el fútbol femenino en Argentina crece en cantidad. La calidad de este proceso dependerá de factores institucionales, deportivos y económicos locales, pero también estará sujeto a la evolución de la disciplina en el mundo. Pero algo es seguro: crece, aquí y en todos lados.

Un interesante estudio realizado por la consultora Nielsen -con el aporte de Facebook– revela datos por demás interesantes que ayudan a dimensionar el fenómeno del fútbol femenino en el planeta.

Según el informe, del total de encuestados que manifestaron tener interés por el fútbol (44%), un 36% expresó interés también por el fútbol femenino, lo que equivale a un 16% del total mundial. Es la misma proporción que sigue a deportes largamente establecidos como el golf y la mitad de los que sigue el tenis. Es decir, parece que el fútbol femenino tiene tantos seguidores como otros deportes indiscutidos.

Otro dato para resaltar: la FIFA ya vendió más entradas para este Mundial que en el mismo momento previo a Canadá en 2015. El estudio destaca también que este nivel de ventas se da en un contexto donde, en los últimos 12 meses, se registraron los cuatro partidos de mayor asistencia en el fútbol femenino en la era moderna: 60.739 personas en Atlético Madrid – Barcelona de La Liga Femenina; 51.211 en Tigres contra Rayados por la Liga Mx Femenil; 48.121 en Athletic Bilbao – Atlético Madrid; y 45.423 en la final de la FA Cup entre Chelsea y Arsenal.


¿Quiénes son los seguidores del fútbol femenino? El rango etario donde despierta más interés es entre los 25 y 34 años (28%), seguido por la franja que va de los 35 a los 44 años (20%). Entre los 16 y 24 años, el porcentaje alcanza el 16%.


“El fútbol femenino irrumpió de golpe en el escenario y el mundo del marketing todavía no lo asimiló. Para las marcas, será una nueva posibilidad de establecer conexiones con sus audiencias y consumidores (o posibles consumidores) y el interés actual por la inclusión hace que sea una posibilidad muy interesante”, expresó Santiago Olivera, CEO de la agencia Young, consultado por el diario La Nación. Luego de los números y las estadísticas, van llegando las marcas y sponsors, algo que buscan día a día la mayoría de los deportistas de nuestro país. Se sabe: además del apoyo estatal e institucional, los atletas argentinos que aspiran al alto rendimiento necesitan el auspicio privado como agua en el desierto.

“Este no es el primer Mundial de fútbol femenino que vamos a transmitir, pero, esta vez, estamos viendo que hay mucho más interés, de parte de las marcas y de la gente en general. Creo que esto se debe al crecimiento que tuvo el fútbol femenino y a que el tema de los derechos de la mujer hoy está sobre la mesa”, explicó Nicolás Albistur, director de Programación de DirecTV Latin America, al mismo diario. La multinacional es la señal oficial del evento para la región.

Ahora que sí las ven

A más pantallas, más interés publicitario: Globo en Brasil va a transmitir los partidos por televisión abierta; la BBC hará un seguimiento en el prime-time de los conjuntos de Inglaterra y Escocia; Fox transmitirá los 52 partidos entre sus canales de aire y digitales para Estados Unidos. En nuestro país y por primera vez, los partidos de la Selección y los encuentros clave de la Copa serán transmitidos por la TV Pública. “Tenemos los derechos de televisación para toda la región -dice Albistur-, pero los dos mercados a los que estamos apostando más fuerte son la Argentina y Chile”, destaca. No son tontos. Para la despedida de la selección trasandina, 30 mil chilenos solicitaron entradas para alentarlas ante Colombia. Durante la Copa América de 2018, las locales fueron masivamente apoyadas en los estadios, mientras que las transmisiones vía Facebook Live llegaron a superar los 20 mil usuarios para ver los partidos de las selecciones de Argentina y Chile.

Noblex, uno de los sponsors oficiales de la Selección Argentina, es quizá el que más pasos se ha animado a dar en este proceso: “La misma pasión, el mismo precio” es el slogan que oferta televisores al valor de los ofrecidos en el Mundial de Rusia 2018. “El desafío era poder transmitir que como sponsor oficial todas nuestras selecciones son igual de importantes. Poder brindarles a nuestras jugadoras ese aliento cuando aún no habían aparecido otros y presentar la promo que permitía tener un precio igualitario al Mundial masculino pasado nos permitía no solo generar que se hable de ellas y del tema del Mundial, sino, además, darle relevancia por la disrupción de la idea en sí misma”, expresó Gastón Bigio, de la agencia de publicidad GUT, que trabaja para Noblex.

Otro caso notable es Nike. Para algunos especialistas en marketing y publicidad, la multinacional norteamericana es quizá la firma de indumentaria que más está apostando en apelar a un mercado nuevo y con mucho futuro. Belén Potassa, Aldana Cometti, Ruth Bravo, entre otras, han sido alguna de las jugadoras que han sido convocadas por Nike para protagonizar spots y campañas gráficas y de redes sociales. ¿Oportunismo de las marcas? Por supuesto. “Muy probablemente haya una cuestión de estrategia por detrás, pero, en esa estrategia, hay un win-win donde los equipos, las jugadoras y sus seguidores también salen ganando, así que bienvenido sea”, sostiene Caro Vázquez, creadora de los podcast de publicidad “No Hay Brief” y del canal de YouTube llamado “Pibas jugando al FIFA”.

Las chicas lo juegan, ocupan canchas y piden la pelota. AFA profesionaliza el fútbol y la TV Pública transmitirá los partidos del Mundial. Las marcas diseñan campañas con números y estadísticas en la mano ¿Cómo es eso de que a nadie le interesa el fútbol jugado por mujeres?

*Por Redacción La tinta

*Fuentes: Analitica Sports; diario La Nación

Autor/a
www.lanotatucuman.com