La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Mundo

Ahed Tamimi, símbolo de la resistencia palestina, quedó en libertad

La joven activista palestina y su madre fueron puestas en libertad de la cárcel de Sharon, tras ocho meses de reclusión por enfrentarse a soldados israelíes.

Conocida por haber abofeteado a dos soldados israelíes, la activista de 17 años, Ahed Tamimi, fue puesta en libertad tras permanecer en la prisión de Sharon durante casi ocho meses. Las autoridades penitenciarias de Israel también liberaron a su madre Nariman, involucrada en el incidente.

Este 29 de julio, acompañadas por soldados, tanto Tamimi como su madre regresaron a Nabi Saleh, en la parte ocupada de Cisjordania, donde fueron recibidas con grandes abrazos y banderas palestinas. La imagen más emotiva fue cuando Bassem, el padre de la joven, las acompañó hasta su casa bajo el grito “¡Queremos vivir libres!” que proclamaba la multitud.

Horas después, tras visitar la tumba del líder Yasser Arafat, el mismo presidente palestino, Mahmoud Abass, recibió a la joven en el palacio presidencial, presentándola como “modelo de la lucha palestina por la libertad y la independencia”.

“La revolución popular es el camino correcto para resistir a la ocupación israelí (en Cisjordania)”, afirmó el presidente palestino.

“Espero que las campañas que se realizaron en mi nombre continúen para todos los otros presos políticos, especialmente los menores”, declaró la adolescente en una concurrida conferencia de prensa en la plaza de Nabi Saleh.

“Provocadora” o “símbolo de la resistencia”

Considerada una “provocadora” por Israel y tildada de “símbolo de la resistencia palestina” por la comunidad internacional, con apenas 16 años Tamimi se hizo viral cuando el 15 de diciembre pasado increpó y se enfrentó a un par de soldados israelíes armados, mientras su madre la grababa a través de Facebook.

No era la primera vez que esta joven de melena rubia y ojos azules se encaraba con las fuerzas israelíes. Tampoco su familia, tradicionalmente en contra de la ocupación, algo que ya le había costado el arresto a varios de sus miembros, incluido su padre, exprisionero de Israel.

En el caso de Tamimi, el 19 de diciembre terminó siendo acusada de doce cargos por un tribunal militar, entre ellos, atacar a las fuerzas de seguridad, tirar piedras, participar en manifestaciones violentas y amenazar.

Hasta marzo de este año, la Corte israelí la mantuvo en prisión preventiva al considerarla “demasiado peligrosa”, momento en el que Tamimi llegó a un acuerdo con la Fiscalía para cumplir ocho meses de prisión por agresión con agravante e incitación, entre otros. La misma pena que hace un año recibió el soldado israelí Elor Azaira, condenado a nueve meses de cárcel por haber matado a un palestino que acababa de apuñalar a otro militar.

Vestida con un keffieh árabe, Ahed Tamimi, que sueña con ser futbolista, agradeció a la gente que la arropó en su salida de prisión. “La resistencia continúa hasta que la ocupación termine”, proclamó la joven activista.

Con EFE, Reuters y AFP

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota