SaludTucumán

14 de febrero: Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas

En Argentina, cada año nacen casi 20 niños y niñas por día con cardiopatías congénitas, constituyendo la malformación más frecuente en los recién nacidos. La difusión y el conocimiento de esta problemática favorecen la detección precoz (en la etapa prenatal y neonatal) y el acceso a un tratamiento oportuno.

Hoy es el Día Internacional de la Cardiopatías Congénitas, una serie de defectos o malformaciones de la estructura cardíaca y/o de los grandes vasos que se encuentran presentes desde el nacimiento y son producidas en la etapa fetal. De ser diagnosticadas a tiempo en un 85% de los casos se puede salvar la vida.

Uno de los principales objetivos de la conmemoración de la fecha es el de informar a la población acerca de los avances en el diagnóstico, tratamiento y pronóstico en este grupo de patologías. La difusión y el conocimiento de esta problemática favorecen la detección precoz (en la etapa prenatal y neonatal) y el acceso a un tratamiento oportuno.

Según datos del Ministerio De Salud de la Nación la cardiopatía congénita es la anomalía más común y la primera causa de muerte en el primer año de vida. Se estima que uno de cada cien recién nacidos presenta alguna cardiopatía congénita. En la Argentina, nacen al año unos 7 mil niños y niñas con esta patología. Alrededor del 50 por ciento de estos niños requieren cirugía en el primer año de vida y dos terceras partes son solucionables con diagnóstico oportuno y tratamiento

En este sentido, la jefa del servicio de Cardiología del hospital del Niños Jesús, doctora Patricia Baselga, dijo que estas anomalías en la formación del corazón se producen en el momento de la gestación, aproximadamente cuando el corazón termina de formarse entre la octava y la décima semana de gestación. Generalmente con defectos en las válvulas, las paredes, las arterias y en las venas.

“La importancia de este día es que si bien se trata de una enfermedad que por estadística puede parecer menor en cuanto a frecuencia de aparición, en relevancia implica una alta mortalidad en la etapa neonatal y en el primer año de vida. Tiene un gran impacto en la mortalidad infantil, es por eso que las instituciones de salud, sobre todo las gubernamentales, están muy encaradas en diagnosticarla y tratarlas adecuadamente”, indicó Baselga.

El servicio con el que cuenta el hospital del Niño Jesús trabaja en el diagnóstico prenatal haciendo estudios ecocardiográficos a embarazadas, para la pesquisa de cardiopatías congénitas y además evalúan a pacientes ambulatorios e internados a partir del mes de vida y hasta los 18 años.

“La unidad está formada por un grupo de consultorios externos para atención de pacientes ambulatorios e internados mediante interconsultas. Contamos con siete camas para recuperación postquirúrgica además de un equipo de cirugía con quirófano propio para intervenciones, ecocardiograma, doppler, electrocardiógrafo, holter y ergometría, que son métodos de diagnóstico no invasivos. Además, el servicio está terminando de equipar la Sala de Hemodinamia para realizar procedimientos de cateterismo, diagnóstico y terapéutico”, señaló la profesional.

Por último, Baselga resaltó la importancia en la salud de las embarazadas, ya que impacta sobre la integridad en el desarrollo del feto. “Es primordial cuidar la salud en general, el estado previo está directamente relacionado con estas malformaciones, no sólo cardíacas sino otras más, entonces el control del embarazo, la planificación y los controles periódicos, deben tener una evaluación cardiológica desde la semana 18 o 20”.

Fuente: Ministerio de Salud de Tucumán

Autor/a
www.lanotatucuman.com