La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

136 años de Virginia Wolf

Destacada del modernismo literario del siglo XX y pionera del feminismo, la escritora es recordada como una de las mujeres de su época más audaces al plantear la pregunta de por qué las mujeres no podían ser independientes.

Hace 136 años nacía la escritora inglesa de novelas, ensayista y crítica literaria, Virginia Woolf. Hoy considerada una de las figuras más importantes del modernismo literario del siglo XX, Woolf se destacó por ampliar la novela más allá del mero acto de la narración, generando una interioridad profunda en cada personaje y un fuerte discurso feminista en parte de sus obras.

Virginia Woolf nació el 25 de enero de 1882, hasta la fecha es recordada como una de las escritoras clásicas más audaces de la modernidad, al plantear la pregunta de por qué las mujeres no podían ser independientes.

Desde temprana edad, a los nueve años, creó un periódico familiar, “The Hyde Park Gate News”, que mostraba su vocación por expresar sus inquietudes como mujer de libre pensamiento. Fue rechazada por varias universidades por el simple hecho de ser mujer, lo cual no la detuvo para iniciarse de forma autodidacta en las letras. Con el paso de los años, su talento fue descubierto y se convirtió en asidua colaboradora de los periódicos The Times y The Guardian. También dio clases de historia y literatura inglesa en el Morley College, antes de casarse con Leonard Woolf, de quien tomó su apellido. Juntos fundaron la editorial Hogarth Press, en la que editaría sus propias obras.

En su ensayo, Una habitación propia, de 1929, escribe: “Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción”. ‘Una habitación propia’ es el título de uno de los artículos más populares de Woolf sobre su reivindicada emancipación social, laboral y espacial de la mujer. 

Tras finalizar la novela Entreactos (se publicó tras su muerte) se vio incapaz de trabajar y junto al estallido de la II Guerra Mundial, la destrucción de su casa de Londres por los bombardeos de la Alemania nazi y el escaso éxito de la biografía que escribió de su amigo Roger Fry, se suicidó. Precisamente es eso lo que deja la lectura de su obra póstuma, la inutilidad de la existencia. Los efectos devastadores de la contienda la sumieron en graves depresiones. 

Una de sus frases más célebres encierra el sufrimiento que padecía: “La vida es sueño; el despertar es lo que nos mata”.

Llenó los bolsillos de su abrigo de piedras y se metió en el río el lado de su casa y se ahogó. Se suicidó. Se vio incapaz de pasar por otro periodo de tinieblas. “Siento que voy a enloquecer de nuevo. Creo que no podemos pasar otra vez por una de esas épocas terribles. Y no puedo recuperarme esta vez”. Así se lo dejó escrito a su marido Leonard Woolf.

Su nombre volvió a sonar con relevancia -primero en Reino Unido y más tarde a nivel mundial- por su defensa del rol de la mujer en una sociedad machista, una vez que los movimientos feministas fueron cogiendo más fuerza y teniendo a Virginia Woolf como uno de sus referentes.

Otra de sus citas ilustra perfectamente su visión decidida del papel de la mujer: “No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.

Aún hoy sus textos son una referencia para las feministas del mundo. Te presentamos una selección de 5 libros de Virginia Woolf.

“La señora Dalloway” (1925)

En la novela se hace patente el estilo experimental de su autora, en la que la historia se construye con base en los monólogos internos de sus personajes. El relato se centra en un día de la vida de Clarissa Dalloway, una dama perteneciente a la alta sociedad, que se encuentra inmersa en los preparativos de una fiesta que ofrecerá esa noche. Es la más conocida de sus novelas y resulta en una agradable, aunque intensa, lectura; obligada para los amantes de la literatura británica.

“Al faro” (1927)

Woolf explora su pasado familiar e intenta explicar sus propias dudas acerca de los misterios de la vida y la muerte. Lo importante en esta novela no es tanto la trama, sino la profundidad psicológica de los personajes y las reflexiones que su autora lleva a cabo.

“Al faro” resulta un claro ejemplo de literatura psicológica, que cuesta leer al inicio, pero que paulatinamente se va convirtiendo en un relato absorbente para el lector.

“Orlando, una biografía” (1928)

Vita Sackville-West, amiga íntima de la autora, es la protagonista principal de este libro, uno de los más exitosos de Woolf. Esta novela tiene una fuerte carga feminista, con temas como la libre sexualidad y el rol de las escritoras de aquella época. En realidad, “Orlando” no es propiamente una biografía, pues muchos de los pasajes son fantasías de la autora. Disfruta de una de las facetas más accesibles de su obra, alejada de los pasajes poéticos y reflexivos que impregnan la mayor parte de su bibliografía. 

“Las olas” (1931)

Es considerada por lectores y críticos como una de las obras más completas de Woolf, debido a la manera en que está escrita: recurre a los monólogos de sus personajes para construir un relato que viaja del pasado al presente de forma amena y sutil; como las olas a las que hace referencia el título. A través de las páginas de esta hermosa novela, seremos testigos de las vidas de Bernard, Susan, Rhoda, Neville, Jinny y Louis, seres que trazan un lienzo de lo que representan las emociones humanas.

“Entre actos” (1941)

Novela póstuma, publicada tras el suicidio de la autora. En un pequeño pueblo inglés, la sombra de la Segunda Guerra Mundial se cierne sobre la organización, la representación y la audiencia de una obra de teatro. Para el marido de Virginia, quien leyó la primera versión del texto, esta novela representaba lo mejor de su trayectoria como escritora; en cambio, para ella se trataba de un trabajo tonto y trivial. El ánimo de la escritora estaba tocado por la profunda depresión que la aquejaba y que la llevó a tomar la decisión de ahogarse en las aguas del río Ouse.

 

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota