Estas Leyendo:
13,5 millones de argentinos son pobres
Nota Completa 3 minutos para leer

13,5 millones de argentinos son pobres

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad alertó sobre las consecuencias negativas de la política económica. Y cuestionó la teoría del “efecto derrame” que “no llegó a las capas bajas”.

Un tercio de los argentinos están desde hace años inmersos en la pobreza estructural. Según Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), que usó una nueva metodología para medir el flagelo, el año termina con 13,5 millones de pobres y 2,54 millones de indigentes. Y casi la mitad de los chicos de hasta 14 años (48,4%) son pobres.

La universidad anunció que el dato ahora difundido deriva de una nueva metodología de medición y análisis por lo que los datos no son comparables con los informes anteriores.

Entre los cambios se ubica el uso del censo 2010 en lugar del de 2001, además de que se rediseñaron los cuestionarios y se comenzó a usar la canasta de consumo e ingresos que usa el Indec en su cálculo.

“La Argentina sigue manteniendo un tercio de la población bajo la línea de pobreza por ingresos o por derechos”, afirmó Agustín Salvia, coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, autor del informe, que además sentenció: “los pobres son ahora más pobres que antes”.

Según esta afirmación, la brecha para salir de la pobreza se profundizó en casi dos puntos (de 32,2% a 34,1) desde diciembre de 2015.

Como dato revelador, desde la entidad educativa anticiparon que los resultados de la nueva muestra metodológica que hicimos exponen que el efecto derrame deseado por algunos dirigentes políticos no llegó a las capas bajas aún y la caída de la pobreza es leve, remarcó Salvia. Además, el informe sostiene que “las tasas de pobreza extrema revelan cierta continuidad a lo largo del período dando cuenta de mayores dificultades de mejora en el extremo más bajo de la estructura social.

En cuanto a la desigualdad, también se estimó que los más ricos se quedan con más de un tercio de los ingresos (31,8%, casi el mismo porcentaje de pobres), mientras que los más pobres, sólo con un 1,7%. La clase alta en este caso se lleva 18 veces más dinero que los que menos tienen.

Pese a que todos los indicadores parecen peores que hace un par de años, el informe de la UCA asegura que la pobreza medida por ingresos bajó del 32,9% en el tercer trimestre de 2016 al 28,6% en ese mismo período de 2017. Al dejar Cristina Kirchner el gobierno esa cifra era del 29,7%. Sin embargo, la indigencia pasó del 6,9% al 6,4%, cuando en 2015 era de 5,7%.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.