Cultura

10 de septiembre| Día de la Cultura Mapuche

El 10 de septiembre se conmemora el día de la Cultura Mapuche en homenaje a la artista y luchadora mapuche Aimé Paine.

Aimé Paine nació el 23 de Agosto de 1.943 en la Provincia de Río Negro, en la patagonia Argentina. Cantante Mapuche – Argentina e investigadora de la cultura mapuche.

Nacida con el nombre de Olga Elisa Paine, por la imposibilidad legal de anotarla con nombre mapuche debido a las leyes racistas de la época, fue separada a los 3 años de su familia y adoptada por un matrimonio de buena posición económica en Buenos Aires. Aimé fue enviada a un buen colegio, y se destacaba por su voz. Más tarde pudo asistir a academias y conservatorios a estudiar.

Terminados sus estudios, se trasladó a Buenos Aires, ingresando con 29 años al Coro Polifónico Nacional, cantando durante muchos años.

Sabiéndose originaria , decidió investigar sus raíces, abandonó el Coro Nacional, viajó al Sur argentino y descubrió que sus raíces eran mapuches, siendo nieta del Lonko Paine. Desde ese momento cambio su nombre a Aimé Paine.

Aimé decidió cantar las canciones de sus antepasados y recuperar los valores culturales. La cultura mapuche es oral y son las abuelas las que transmiten la sabiduría, fueron ellas las que le enseñaron el canto sagrado, el Tai’el, que expresa la unión del individuo con el universo, es un canto libre y natural como espiritual. Aimé interpretaba las canciones explicando la cultura mapuche, utilizando los instrumentos musicales sagrados.

Fue la primera cantante mapuche en rescatar y difundir la música originaria de su pueblo, vistiendo prendas mapuche, recorrió el país cantando, visitando otros grupos originarios: investigaba sus historias y aprendía sus costumbres.

Aimé decía con frecuencia “saber la cultura de su pueblo es saber sobre uno mismo”.

Viajó a Europa en 1987 participando en la conferencia de Ginebra, Suiza, del grupo de trabajo sobre poblaciones originarias del mundo. En Londres, asistió a eventos culturales del comité exterior mapuche. La sociedad argentina era indiferente a su voz y nunca pudo grabar un disco, siempre fue postergada por las discográficas.

Estando grabando un programa para la televisión en Asunción, Paraguay, Aimé Paine falleció el 10 de Septiembre, a causa de una hemorragia cerebral a los 44 años.

Sus restos descansan en su ciudad natal en Ingeniero Luis A. Huergo, provincia de Río Negro, Argentina. Aimé repetía una y otra vez “nuestro pueblo no ha muerto, aún existe y seguirá existiendo”.

Aimé no llegó a conocer la bandera mapuche ni la Ley de Desarrollo Indígena 19.253, ambas instauradas recién en 1991. Nada supo de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Asamblea General de las Naciones Unidas (2007) ni tampoco de las huelgas de hambre de los militantes mapuches chilenos a quienes les fue aplicada la ley antiterrorista, ni de cada uno de los dramáticos conflictos que la comunidad enfrenta. Tampoco imaginó Aimé que alguna vez habría una calle con su nombre, ni mucho menos que su rostro iluminaría las paredes del Salón Mujeres Argentinas de la Casa de Gobierno a la par de los de Eva Perón, Juana Azurduy, Mariquita Sánchez de Thompson, Alfonsina Storni o Cecilia Grierson.

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.